No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Sergio Sarmiento

Gatilleros del prian

El presidente de Morena, Mario Delgado, ha vuelto a descalificar al Instituto Nacional Electoral que dice "se quedó atorado en el pasado, aplicando viejas prácticas del prian"

Por Sergio Sarmiento

"Mi trabajo es golpear gente hasta que el árbitro me detenga",

Jorge Masvidal.

            El presidente de Morena, Mario Delgado, ha vuelto a descalificar al Instituto Nacional Electoral que dice "se quedó atorado en el pasado, aplicando viejas prácticas del prian". Algunos consejeros, afirmó este 29 de marzo, se comportan como "gatilleros del prian" en lugar de árbitros, por eso "se tendrá que pensar seriamente desde el Congreso de la Unión si renovarlo o exterminarlo". La selección de palabras es importante: La amenaza es exterminar al INE.

            Delgado no se manda solo. Apenas el 25 de marzo el presidente López Obrador cuestionó al INE después de que este emitió nuevas reglas para evitar que la sobrerrepresentación legislativa rebase el 8% que señala la Constitución: "Existe una estrategia política en contra nuestra para que el movimiento de transformación no tenga mayoría en la Cámara de Diputados -declaró-. Yo espero que no se inscriba esta acción del INE en este propósito, en ese plan de que, modificando reglas, se quiera que nuestro movimiento, si así lo dispone el pueblo, no tenga mayoría en la Cámara". Un día más tarde, cuando el INE canceló las candidaturas de quienes no habían presentado informes financieros de precampaña, afirmó que los consejeros electorales "están convertidos en el supremo poder conservador. Ya deciden quién es candidato y quién no".

            López Obrador ha cuestionado a la autoridad electoral durante mucho tiempo. Él nunca ha perdido una elección: Ganó la del D.F. del 2000 y la presidencial de 2018, pero le fueron arrebatados los triunfos de Tabasco en 1988 y 1994 y de las presidenciales en 2006 y 2012. Su posición es similar a la de Donald Trump, quien declaró en 2016: "Yo aceptaré totalmente los resultados de esta gran e histórica elección presidencial... si gano".

            Las decisiones del INE pueden ser cuestionables, pero los políticos le aplauden cuando toma decisiones favorables y lo acusan de favoritismo cuando los contradice. Después de que el INE rechazó el registro como partido de México Libre en septiembre de 2020, Margarita Zavala calificó la decisión de "absurda" y afirmó que "el INE utilizó criterios de ocurrencias de último momento que nunca se habían discutido en el órgano electoral". La decisión fue parte, añadió, de una estrategia del Gobierno para cerrarle el paso "a la verdadera opción que tanta falta le hace a México ante un Gobierno cada vez más autoritario". El Presidente, en cambio, dijo: "Creo que este es un triunfo de México. No saben cuánto celebro esto".

            Hoy a mí me parece inaceptable la amenaza de Delgado de exterminar al INE, en parte porque los legisladores sí tienen la fuerza para hacerlo. En la reforma electoral de 2007, los diputados y senadores del PRD, entonces el partido de López Obrador, exigieron y obtuvieron la cabeza del presidente del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde, y desmantelaron la institución como castigo por la derrota de AMLO. Amenazar al árbitro, y tomar acciones en su contra después por cumplir su trabajo, es una conducta antidemocrática.

            Yo en lo personal estoy en desacuerdo con muchas de las reglas electorales de nuestro País, las cuales han construido un sistema caro, complejo y, a veces, contradictorio. Pero la culpa es de los legisladores y no de los consejeros electorales, que lejos de mostrarse como gatilleros han tomado decisiones basadas en la ley. Si las leyes son malas, los legisladores tendrían que cambiarlas.

Herencia

Dice el presidente López Obrador que Salinas "acarreaba a los intelectuales, los cooptó a casi todos"; los feminicidios, la destrucción del ambiente, la violencia en general, se inscriben en esta realidad: "Esto es lo que estamos padeciendo ahora, es una herencia de este periodo neoliberal". ¿No se dará cuenta AMLO que la presidencia de Salinas terminó hace más de 26 años?

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios