No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Félix, candidato

Han surgido en los últimos días otros aspirantes a la candidatura de Morena en Guerrero. Quizá la más notable sea la senadora Nestora Salgado, quien fue comandante de una "Policía comunitaria" y a quien se acusó de secuestro con esta organización.

Por Sergio Sarmiento

"Si Dios hubiera querido que votáramos, nos habría dado candidatos",  Jay Leno.

 

Félix Salgado Macedonio es un candidato impresentable. Es verdad que no hay una sentencia que lo condene por violación o abusos sexuales, pero las acusaciones en su contra son fuertes y diversas. Su comportamiento en la política, por otra parte, siempre ha estado lleno de manchas. El que esté adelante en las encuestas, y que hasta el momento de escribir esta reflexión siga siendo candidato de Morena al Gobierno de Guerrero, nos dice mucho acerca de la cultura política en los tiempos de la Cuarta Transformación. Es el candidato de Andrés Manuel López Obrador, eso basta en un partido que hace todo lo que dice el dedito presidencial.

 

            Este 28 de febrero Pablo Amílcar Sandoval, el principal contendiente de Salgado Macedonio en las encuestas, decidió bajarse de la contienda: "He decidido retirar mi participación del proceso interno de Morena a la gubernatura -escribió-. Desde cualquier trinchera estaré impulsando la Cuarta Transformación. Las aspiraciones, por más legítimas que sean, tienen que someterse a los objetivos y luchas colectivas". Esta nueva posición contrasta con sus acusaciones anteriores de que la "encuesta" de Morena había sido amañada para favorecer a Salgado Macedonio.

 

            La redacción sugiere que el retiro se hizo para quedar bien con el Presidente. La familia de Pablo Amílcar, en la que destacan la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y su esposo John Ackerman, dependen demasiado del Presidente como para oponerse a un deseo tan claro. López Obrador es el mandatario más poderoso desde los tiempos del viejo PRI. y, como sabemos, exige lealtad absoluta.

 

            Salgado Macedonio ya reconoció en Twitter el gesto de su correligionario: "Agradezco a mi querido compañero y hermano @SanAmilcar [Pablo Amílcar Sandoval] por ese gesto patriótico, que abonará al proyecto de la Cuarta Transformación que encabeza nuestro presidente @lopezobrador". Una decisión político-electoral, de esas en que el Presidente prometió no meterse, se convierte así en un "gesto patriótico".

 

            Han surgido en los últimos días otros aspirantes a la candidatura de Morena en Guerrero. Quizá la más notable sea la senadora Nestora Salgado, quien fue comandante de una "Policía comunitaria" y a quien se acusó de secuestro con esta organización. Sin embargo, se está llevando a cabo ya la segunda encuesta para seleccionar al candidato, y Sandoval y Salgado Macedonio son favoritos para aparecer nuevamente en los primeros lugares.

 

            La oposición contra Salgado Macedonio en Morena ha venido creciendo. Un número significativo de mujeres militantes han expresado su desacuerdo con la postulación de un hombre acusado de violación y abuso sexual. El Presidente ha calificado estas posiciones como simple politiquería, pero no sabemos si el golpeteo contra Salgado Macedonio en medios y redes sociales terminará por debilitar la candidatura de quien hasta hace poco parecía seguro ganador.

 

            Morena se encuentra adelante en las encuestas para la elección de la Cámara de Diputados y en cuando menos catorce de quince comicios estatales. La popularidad del Presidente está impulsando al partido. También lo ayudan el reparto de dinero a millones de familias y el "efecto manada", en que la gente decide votar por el partido que todo el mundo dice va a triunfar, como el PRI de antaño. A la gente le gusta apostarle a un ganador.

 

La gran pregunta hoy, sin embargo, es si postular a candidatos impresentables, como Félix Salgado, hará que el nuevo partido hegemónico pierda votos que hoy parecen seguros.

 

39 veces

El presidente López Obrador ha dicho 39 veces que ya hemos salido o estamos saliendo de la pandemia, según Luis Estrada de Spin-Taller de Comunicación Política. A un año de los primeros casos detectados en México, sin embargo, no parece que hayamos domado todavía al Covid.

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios