Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Certificado Covid

Vacunación en CDMX

Enrique Peña Nieto

Alerta Amber CDMX

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Colón, el mito

La historia tradicional quiso hacer de Cristóbal Colón un héroe

Por Sergio Sarmiento

"El mar dará a cada hombre una nueva esperanza, como el dormir le da sueños",

Cristóbal Colón.

            La historia tradicional quiso hacer de Cristóbal Colón un héroe: El arrojado navegante que descubrió un continente al que llevó el cristianismo. La nueva historia progre pretende, por el contrario, exhibirlo como un genocida, empeñado en esclavizar o destruir a la población indígena de América. La realidad no se corresponde, sin embargo, con ninguna de estas dos visiones.

            El historiador francés Christian Duverger ha apuntado que hay mucho de mito en la historia del almirante. Ni siquiera su supuesto origen genovés católico parece cierto. En su "Diario de a bordo", Colón emplea palabras portuguesas para expresarse, lo que refuerza la hipótesis de que era judío portugués. Colón no fue, por otra parte, el primer europeo en llegar al continente americano. No hay que remontarse a los viejos vikingos; hubo, al parecer, uno o varios viajes anteriores contemporáneos, quizá uno de Alfonso Sánchez. "Colón se apoderó de la información -afirma Duverger-. El primer viaje no es de descubrimiento, sino. que permitió a España tomar posesión oficial de las tierras americanas".

            A últimas fechas ha surgido el mito del genocida que han impulsado activistas y políticos como Mitch O'Farrell, concejal en el gobierno de Los Ángeles, California, en 2018, quien logró retirar una estatua del navegante de un parque angelino y que, a pesar de su apellido irlandés, se presentaba como representante de una tribu indígena. Para ellos, como para el escritor británico Roger Crowley, Colón "abrió una era de asesinatos masivos por parte de los conquistadores europeos" por lo que es "el padre fundador del genocidio en el nuevo mundo".

            La estatua de Colón ha sido retirada también en la Ciudad de México tras haber sido vandalizada cada 12 de octubre. Es un conjunto escultórico que incluye a los frailes Bartolomé de las Casas, Pedro de Gante, Diego de Deza y Juan Pérez de Marchena que se distinguieron por su buen trato a los indígenas. El retiro coincide con un Gobierno federal que ha exigido una disculpa a la corona española por la conquista de hace 500 años.

            Del lado positivo, me parece que la controversia sobre Colón, la conquista y Hernán Cortés ha generado una mayor atención a un momento fundacional de nuestra historia. La interpretación es siempre emocional. Los inmigrantes italianos en Estados Unidos, despreciados por los inmigrantes anteriores, adoptaron desde hace décadas a Colón como el héroe de su comunidad. Por eso han resentido el esfuerzo por considerarlo un genocida y por retirar o destruir las estatuas con las que se le conmemora. Borrar la memoria del almirante, sin embargo, no será fácil. La República de Colombia, el Distrito de Columbia en Estados Unidos y la Columbia Británica en Canadá tienen nombres inspirados por Colón. Y no hay ningún indicio de que estén dispuestos a cambiar sus designaciones.

Quizá Colón no descubrió América. Miguel León Portilla ha propuesto que en 1492 se registró un encuentro de dos mundos. Si Colón no hubiera protagonizado este encuentro, alguien más lo habría hecho, y dudo que los resultados hubiesen sido distintos. Muchos pensadores, como José Vasconcelos, consideran que el mestizaje surgido de este encuentro es "el origen y objeto del continente", el inicio de la "raza cósmica".

La insistencia de ver la historia como una sucesión de sagas de héroes y villanos, como una serie de televisión, es quizá inevitable. No nos ayuda, sin embargo, a entender los procesos históricos. Y si no comprendemos nuestro pasado, difícilmente lograremos imaginar el futuro que debemos construir.

Lozoya

No cuestiono que Emilio Lozoya tenga derecho a enfrentar su proceso en libertad, pero sí que los críticos del régimen sean encarcelados sin respetar su presunción de inocencia. La justicia se vuelve ideológica y partidista.

Sergio Sarmiento

Twitter: @SergioSarmiento

Comentarios