No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Voz del Papa

Beatificación de un “millennial”

La madre de Carlo señalaba que su hijo sabía que “una vida normal puede convertirse en extraordinaria si colocamos a Dios en ella”. Su único “programa era estar siempre unido a Jesús".

Avatar del

Por José Martínez Colín

1)         Para saber

Mucho se habla de lo generación del milenio -“millennials” en inglés-, según algunos los nacidos entre 1981 y 1996.Unos los han caracterizado por ser una generación digital, hiperconectada, con altos valores sociales y éticos.

Pues el pasado 10 de octubre fue beatificado en Italia el primer “millennial”: Carlo Acutis, quien con 15 años, el 12 de octubre de 2006, murió por una leucemia fulminante. Solía repetir: “Ofrezco todos mis sufrimientos al Señor por el Papa y la Iglesia. No quiero ir al purgatorio, quiero ir directo al Cielo”. Tres mil peregrinos asistieron a la Misa de su beatificación en Asís.

El papa Francisco lo recordó como un chico de 15 años "enamorado de la Eucaristía" que enseña a los jóvenes a no llevar una vida cómoda, sino que la verdadera felicidad se encuentra poniendo a Dios en primer lugar y sirviendo al prójimo viendo en ellos a Cristo.

2)         Para pensar

Para mostrar el amor de Jesús por todos, Carlo hizo una exposición virtual sobre los milagros eucarísticos. Por utilizar la informática para propagar la verdad, la belleza y el bien se le ha propuesto como “Patrono de Internet”.

Para su beatificación, se debió estudiar su vida con todo detalle. Por ello fue preciso analizar su computadora, y los técnicos especializados certificaron que nunca entró a ningún sitio incompatible con el amor de Dios, sólo usó Internet para hacer el bien.

El célebre escritor Mario Arroyo se pregunta: “¿Cómo es que un influencer llegó a las cimas de la unión con Dios?, ¿cómo alguien inmerso en el mundo digital no fue presa de los vicios que suelen acompañar oscuramente a ese mundo? -y responde- La santidad no se improvisa, si Carlo Acutis pudo preservar limpia su alma en medio de ese mundo plagado de incitaciones es porque tenía una gran riqueza interior, tenía el corazón y el alma llenos, no las necesitaba.

¿Cuál era su secreto? Su plan de vida espiritual”. Consideraba la Eucaristía como su “autopista hacia el cielo” y el “Rosario la escalera más corta” para ascender a él, y el “arma más poderosa” después de la Eucaristía, para luchar contra el diablo.

Todo ello, continúa Arroyo, unido al hecho de ser buen estudiante, buen amigo, y su preocupación por los necesitados. Gracias a su amor a Dios y al prójimo, navegaba sin mancharse por el ciber-espacio. Un ejemplo para todo usuario de Internet.

3)         Para vivir

La madre de Carlo señalaba que su hijo sabía que “una vida normal puede convertirse en extraordinaria si colocamos a Dios en ella”. Su único “programa era estar siempre unido a Jesús".

Era un joven normal, sencillo, espontáneo, simpático (basta mirar su fotografía), amaba la naturaleza y los animales, jugaba futbol, tenía muchos amigos, apasionado por la informática. Amaba profundamente a la Iglesia que defendía, así como la santidad de la familia y la sacralidad de la vida contra el aborto y la eutanasia. Como fruto, un empleado doméstico debido a su testimonio se convirtió.

Advertía Carlo a no aceptar influencias que alejan de Dios, pues ocurre que “todos nacen como originales, pero muchos mueren como fotocopias”. Y aconsejaba: “Encuentra a Dios y encontrarás el sentido de tu vida”.

Correo electrónico: articulosdog@gmail.com

Comentarios