No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Jaque Mate

Avanzar en auto

La industria automotriz, después de todo, da empleo a cerca de un millón de mexicanos.

Por Sergio Sarmiento

"Las oportunidades no suceden,

tú las creas".

Chris Grosser.

La economía nacional se encuentra solo estancada, pero el mercado interno de automóviles tuvo una caída de 7% anual en los primeros ocho meses de 2019, cuando las ventas bajaron de 916 mil 438 a 851 mil 947. Este es un golpe muy fuerte para un de las industrias más importantes de la economía nacional.

Las exportaciones han sacado adelante a la industria automotriz hasta ahora y en enero-agosto aumentaron 1.5% anual; pero cuidado, porque si solo se considera agosto, hay una dolorosa caída de 12.7%. Esto recalca la necesidad de fortalecer el mercado interior.

La industria automotriz, después de todo, da empleo a cerca de un millón de mexicanos.

Sería relativamente sencillo impulsar el mercado y ayudar a reactivar la alicaída economía nacional. Una de las medidas que tendrían un impacto inmediato sería facilitar la recuperación de garantías cuando alguien no cubre las mensualidades de un préstamo para adquirir un vehículo. Esto bajaría de forma importante las tasas de interés.

Mucha gente compra vehículos a crédito, pero en nuestro País el crédito para autos es muy caro. Para financiar un auto a 60 meses en Estados Unidos hay que pagar un interés promedio de 4.63% anual (Statista.com). En México, las tasas oscilan entre 15 y 18% (Condusef).

Una de las razones de esta diferencia es la dificultad en México para recuperar un auto en caso de morosidad. En Estados Unidos o Argentina, por mencionar solo dos países, si el comprador deja de pagar, el acreedor puede recuperar el vehículo en un plazo de 30 a 60 días. Los acreedores, de hecho, suelen tener una copia de la llave del auto; si el comprador no paga, un representante simplemente va a su domicilio y se lleva el vehículo. En México hay que pasar por un largo y costoso proceso judicial y la recuperación de la garantía puede tardar de uno a dos años. Para ese tiempo el vehículo ya perdió buena parte de su valor.

Esta dificultad para recuperar la garantía con prontitud, y salvar una parte importante del valor del vehículo, es una de las razones más importantes del alto costo del crédito para adquirir vehículos en nuestro País.

Otra medida que puede ayudar a levantar las ventas nacionales es detener la entrada de vehículos usados desde Estados Unidos. Estos no cumplen con los requisitos de seguridad y de contaminación que se imponen a los vehículos que se venden en nuestro País. En la Unión Americana no valen ya prácticamente nada y por eso es rentable pasarlos a  México, donde alcanzan un precio más elevado. La industria mexicana sostiene que esto es una competencia desleal. En algunos años la importación de vehículos chocolate ha alcanzado 60 ó 70% de la producción nacional.

El presidente López Obrador hoy desestima la importancia del crecimiento económico, pero esto es producto de que el desempeño ha resultado decepcionante en su primer año de Gobierno. El propio mandatario sabe que necesita que la economía crezca para generar nuevos empleos y prosperidad. Una de las claves puede ser la industria automotriz. Ante la caída que está sufriendo es importante tomar medidas que reanuden sus ventas. Las dos que pide la industria son sensatas: Facilitar la recuperación de garantías de crédito y así bajar los intereses, y obligar a que los autos que se importan a México cumplan con los mismos requisitos de seguridad y control de emisiones que se exigen a los autos que se fabrican en México. No es demasiado complicado. Los beneficios en cambio pueden ser enormes.

 Gasoducto

Por fin entró en operación el gasoducto de Texas a Tuxpan de IEnova. Esto evita que se tire a la basura una inversión de 2 mil 600 millones de dólares y trae a México gas barato de Texas. Ahora faltan los otros gasoductos.

Twitter: @SergioSarmientoi

Comentarios