Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas /

Junto con el Reino Unido, Francia detiene el avance de la derecha populista

El domingo pasado se realizaron en Francia unas elecciones legislativas que dejaron un panorama político fragmentado y complejo.

Junto con el Reino Unido, Francia detiene el avance de la derecha populista

El domingo pasado se realizaron en Francia unas elecciones legislativas que dejaron un panorama político fragmentado y complejo. Ninguna fuerza política logró obtener una mayoría absoluta en el parlamento, lo que plantea importantes desafíos para la gobernabilidad del país.

La alianza de izquierda del Nuevo Frente Popular (NFP) obtuvo 182 escaños, aunque no alcanzó la mayoría absoluta de 289. Este resultado refleja un respaldo importante a propuestas que buscan reducir la desigualdad y fortalecer los servicios públicos. El NFP se convierte en un actor relevante en el parlamento, lo que podría llevar a coaliciones y acuerdos para avanzar en su agenda progresista.

El partido centrista Ensemble del presidente Emmanuel Macron consiguió 163 escaños. Al no lograr la mayoría, Macron deberá negociar con otras fuerzas políticas para impulsar su agenda de reformas y proyectos gubernamentales, enfrentando un parlamento más diverso y fragmentado.

La Agrupación Nacional (RN), el partido de ultraderecha populista encabezado por Marine Le Pen, quedó en tercer lugar con 143 escaños. A pesar de no alcanzar sus expectativas de una mayoría parlamentaria, su notable incremento en escaños en comparación con elecciones anteriores subraya su creciente influencia gracias al apoyo de un electorado cada vez más preocupado por temas como la inmigración y la seguridad.

La falta de una mayoría clara en el parlamento francés implica que el país enfrentará un periodo de política dinámica y negociaciones constantes. Esto podrá generar coaliciones inestables y una necesidad continua de compromiso entre los diferentes partidos. Los líderes políticos deberán demostrar habilidades de negociación y disposición para el consenso para poder avanzar en la agenda legislativa.

El crecimiento de la RN se enmarca en una tendencia más amplia en Europa, donde los partidos populistas de derecha han ganado terreno. En Suiza, el Partido Popular Suizo es la fuerza política más grande, mientras que en Italia, los Hermanos de Italia y la Lega están en el poder. En Hungría, el Gobierno está en manos de Fidesz y en Finlandia, el Partido de los Finlandeses es parte del Gobierno. Además, los Demócratas Suecos en Suecia y Serbia Unida en Serbia apoyan a sus respectivos gobiernos. En Macedonia del Norte, el nacionalista VMRO-Dpmne es uno de los principales partidos.

El fortalecimiento de la izquierda en Francia se enmarca en un contexto europeo de cambio político. A pesar del giro hacia la derecha en algunos países, la derrota de la derecha en Francia y, el Reino Unido, donde el jueves pasado el Partido Laborista obtuvo una victoria histórica, sugiere una posible reconfiguración del espectro político. Esta dinámica podría influir en futuras elecciones y en la estabilidad política del continente.

Las elecciones legislativas de 2024 han dejado a Francia en un escenario de incertidumbre y fragmentación. La política francesa dependerá ahora de la capacidad de los partidos para negociar y formar alianzas. La búsqueda de consensos será crucial para enfrentar los desafíos nacionales e internacionales y para mantener la estabilidad en un parlamento dividido. La evolución de este proceso determinará el rumbo del país en los próximos años, en un contexto europeo cambiante.

Eduardo Ruiz-Healy

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com