Tijuana Cientos de connacionales de Guerrero y Michoacán siguen llegando a Tijuana para conseguir el asilo humanitario en Estados Unidos.

Unos 300 mexicanos imploran asilo humanitario en EU

Avatar del

Por Khennia Reyes

Unos 300 mexicanos imploran asilo humanitario en EU

Unos 300 mexicanos imploran asilo humanitario en EU

Cientos de connacionales de Guerrero y Michoacán siguen llegando a Tijuana para conseguir el asilo humanitario en Estados Unidos, en donde desean protegerse de la violencia imparable y de las amenazas de los sicarios.

Del martes 2 de mayo hasta ayer eran 300 mexicanos y cerca de 30 hondureños, quienes durante horas han permanecido en El Chaparral esperando su turno para ser atendidos por las autoridades de migración americana.
Rubén Bravo es uno de los organizadores de este grupo de éxodo, quien dijo que ayer fueron atendidas 80 personas, de quienes hasta el momento se desconoce su situación migratoria.
Asimismo, comentó que al día se suman 20 personas nuevas a este contingente, principalmente mujeres Chiapas y Baja California Sur.
Entre ellas, María “N” y sus cuatro hijos menores que huyeron de su hogar establecido en Apatzingán, Michoacán, en donde los habitantes ya se acostumbraron a caminar sobre la sangre de los cuerpos mutilados que los grupos criminales dejaban en calles o plazas públicas.
“Hace cuatro años nos sacaron de nuestras casas, duramos más de ocho días en albergues. Cuando regresamos volvieron a hacer lo mismo”, recordó.
A pesar de lo complicado para iniciar el trámite de asilo humanitario para ingresar a la Unión Americana, María confesó que lo intentará las veces que sea necesario.
“Yo voy con la voluntad de Dios y con la voluntad de ellos (estadounidenses) para que me apoyen. Si no ocurre así, veré otras posibilidades, porque yo no me puedo regresar para Apatzingán”, afirmó.
Para esta ilusión María en los últimos cuatro días ha gastado 6 mil pesos entre transporte y comida, y no ha sido más porque ha recibido el apoyo del albergue para que evitar que duerma en las calles o en el patio de El Chaparral.
Sobre ese tema, el Consejo de Atención al Migrante en Baja California les impidió instalar un campamento como el de los centroamericanos para evitar que la salud de los menores de edad y mujeres se complicara.
Pero les dieron la oportunidad de permanecer durante el día para que conservaran su lugar de atención migratoria.
En esta nota
  • Migrantes mexicanos
  • Asilo humanitario
  • Frontera Migrante

Comentarios