No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Presenta Bonilla obra de viaducto

En solo siete minutos se podrá llegar del Aeropuerto a Playas, destaca el Gobernador.

Avatar del

Por Alejandra Pérez

El Mandatario dice que modificaron el proyecto porque no abarcaba el cuello de botella que se hace en la avenida Internacional.(Cortesía)

El Mandatario dice que modificaron el proyecto porque no abarcaba el cuello de botella que se hace en la avenida Internacional. | Cortesía

TIJUANA, B.C.- La obra del primer viaducto de Tijuana que recorrerá 9.2 kilómetros desde el aeropuerto a Playas de Tijuana, fue presentada ayer por el gobernador Tijuana, se pueden hacer muchas cosas”, manifestó.

Tijuana no sólo es una frontera, enunció Bonilla Valdez, es una ciudad con retos y problemas, entre ellos la movilidad, situación que se remonta a que fue no planeada, sino nació a base de asentamientos.

“Todo el crecimiento que ha tenido nuestra ciudad lo traigo como un chip grabado, por los grandes problemas que nos enfrentamos, pero siempre salimos adelante en Tijuana, aquí no hay nadie que le vaya mal que se ponga a trabajar”, enfatizó.

Baja California es un estado construido por migrantes, continuó el Gobernador, abierto para ciudadanos y todo tipo de inversiones.

MOVILIDAD

Mencionó que se hicieron 100 compromisos durante la campaña, de los cuales ya se han cumplido 95, y uno de ellos era crear el Instituto de Movilidad Sustentable (IMOS) para atacar el problema del transporte público.

Bonilla Valdez aclaró que no es un instituto de transporte, sino de movilidad, y los proyectos de viaducto, Tren Interurbano y el Sistema Integral del Transporte de Tijuana (SITT) son parte del IMOS.

“El problema de Tijuana no es el tráfico, es la movilidad, cómo nos movemos, tenemos calles pero no suficientes, tenemos vías que no están concluidas, tenemos arterias que están muy abandonadas”, aseveró.

El viaducto tendrá una longitud de 9.2 kilómetros.

En Tijuana hay ciudades satélites que se crearon y no se acondicionaron con transporte, agua y quedaron incomunicadas, subrayó el Gobernador, y no fueron terrenos regalados sino vendidos a sus propietarios.

El Mandatario recalcó que la meta es que una vez que se empiece el viaducto se construya un kilómetro por mes, ya que el compromiso de la empresa y del gobierno es finalizar la obra en un año.

“Este gobierno está comprometido a no adquirir deuda, a pagar las deudas, heredamos 34 mil millones de pesos de deuda, 17 mil nada más en el último sexenio se aumentó la deuda”, comentó Bonilla Valdez.

Es por ello que no se utilizará recursos públicos para el viaducto, admitió que había un proyecto anterior similar, pero endeudaba al estado, además solo llegaba a una parte y no resolvía el problema de movilidad.

“Endeudaba al estado, era un proyecto que para mí era inconcluso porque llegaba solamente a una parte, no resolvía el problema, sin embargo, le teníamos que garantizar nosotros el aforo, ¿cómo vamos a hacer eso nosotros?”, inquirió.

El proyecto se ejecutará con Asociación Publica Privada; no se destinarán recursos publicos. 

Una situación parecida ocurrió con la desaladora, recordó el Gobernador, porque la empresa quería que se le garantizara una cantidad determinada de litros, aunque no fueran consumidos y que lo pagara el pueblo.

Reiteró que luego de que termine la concesión del proyecto, el viaducto le quedará a Tijuana, esto es 30 años después, además la empresa está obligada a mantenerlo en condiciones óptimas.

“La ciudad lo hereda 30 años después, y le costó al contratista, si, ellos lo explotaron, hicieron su dinero, pero nos dieron el servicio y nos dejan infraestructura, y están obligados a mantenerlo”, resaltó Bonilla Valdez.

La movilidad es economía, destacó, la ciudad crece al darle la infraestructura para los traslados, el gobierno también debe apoyar a los jóvenes con mejorar las rutas de transporte y las escuelas.

“Creo sinceramente que esto va a ser un gran proyecto, se terminará después de que yo termine mi gobierno, pero eso no va a ser lo importante de mi gobierno, lo importante es lo que le vamos a dejar como huella a la comunidad”, declaró.

Construir un kilómetro por mes no es fácil, expresó, pero se realizará por una empresa con experiencia en ingeniería y construcción en vialidades de la Ciudad de México, y recomendada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

Reiteró que desde su candidatura a gobernador buscó trabajar este proyecto, hacerlo más extenso, ya que no abarcaba el cuello de botella que se hace al inicio de la avenida Internacional.

“Nosotros siempre hemos pensado que si una empresa cree en el proyecto, cree en nuestra ciudad, pues que se la juegue con nosotros, que les va a ir bien seguramente”, indicó.

Una vez que se ponga la primera piedra del viaducto, no debe tardar más de 12 meses en entregarse la obra, aseveró, y el peaje dependerá del costo final de la inversión que se haga en la construcción.

Reveló que los estudios necesarios para llevar a cabo el proyecto tuvieron una inversión de entre 180 y 200 millones de pesos, que serán cubiertos por la empresa concesionaria.

“Tijuana ha crecido bastante, ya es una ciudad adulta, ya toma sus propias decisiones, según el Inegi somos la ciudad más poblada de todo el país y requiere gran atención”, concluyó.

CELEBRA ALCALDESA OBRA

Karla Patricia Ruiz MacFarland, alcaldesa de Tijuana, expuso que cuando llegó a la administración este proyecto fue una de las primeras juntas que tuvo, y ahora ya es un hecho.

Afirmó que la vialidad ayudará a mejorar la movilidad de la ciudad, también para que más gente pueda llegar a Playas de Tijuana con un tiempo más corto en el traslado.

“Estamos en el 2021 y somos una frontera pegada a uno de los estados más ricos del mundo, con muchas relaciones también con China, y estamos atrasados aquí, es para que Tijuana tuviera lo mejor”, insistió Ruiz MacFarland.

Desde 1970, cuando se construyó la carretera en el cañón del matadero, no se han realizado obras de infraestructura en esta zona de la ciudad, lamentó, hasta este momento con el viaducto.

ANILLO PERIFÉRICO

Karen Postlethwaite Montijo, secretaria de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado, explicó que el objetivo del viaducto es mejorar la movilidad de Tijuana, que no cuenta con una infraestructura al nivel del desarrollo.

“Será una vialidad en un segundo piso, único en Baja California y el primero en Baja California, con una longitud de 9.2 kilómetros, corre oriente y poniente y viceversa desde el aeropuerto hasta el cañón matadero”, informó.

El costo de la obra es una inversión de cinco mil 500 millones de pesos, reveló Postlethwaite Montijo, que serán absorbidos por la iniciativa privada, pues la filosofía del gobierno estatal es no aumentar la deuda pública.

Destacó que se calcula dar inicio al proyecto en menos de tres meses, pero dependerá de los trámites de la iniciativa privada así como los estudios, los usuarios pagarán un peaje de aproximadamente 25 pesos.

La Secretaria anunció que el viaducto contará con dos carriles por sentido, 16.5 metros totales de ancho, será sostenido por columnas de dos metros de diámetro y entre cinco y 15 metros de altura, dependerá de la topografía.

“¿Cómo soportamos todo esto? Con estudios de ingeniería adecuados a una zona sísmica como en la que vivimos, se planteó la autorización de elementos prefabricados, patentados para la agilización de la constructibilidad”, apuntó.

Se realizaron todos los estudios requeridos normativamente, afirmó Postlethwaite Montijo, como el estudio de impacto ambiental, el de origen-destino, análisis y evaluación socio-económica.

Agregó que también se hizo el modelo financiero, el levantamiento topográfico, deslindes, subdivisiones y trabajos necesarios para la liberación del derecho de bien, y la inversión de estos estudios será reembolsada al gobierno por el licitante.

“Hoy por hoy hacemos entre 35 y 40 minutos desde el aeropuerto hasta el punto donde estamos, el beneficio en la calidad de vida de los habitantes de Tijuana en la reducción del tiempo a siete minutos es invaluable”, destacó.

Este viaducto creará un anillo periférico que está incompleto, dijo la secretaria, y agilizará la movilidad en Tijuana al rodear las principales zonas de la ciudad, y tendrá un total de 37.2 kilómetros.

Indicó que la reducción del tiempo que supone el viaducto contribuirá también al medio ambiente, con la disminución de emisiones de gases a la atmósfera, y se generará un corredor turístico y deportivo.

“Atenderá al sector turístico que genera importantes derramas económicas en nuestra entidad, gracias a que su trayecto conecta con el cruce fronterizo internacional más importante de latinoamérica”, aseguró.

El viaducto se llevará a cabo por la empresa constructora Caabsa, señaló, Postlethwaite Montijo, que por su experiencia en vías elevadas y manejo de sistemas prefabricado, le dan al proyecto confianza y seguridad.

Julio Amodio Moheno, vicepresidente de Construcción de CA A BSA, mencionó que el inicio de un proyecto es un reto y emoción para la constructora, han buscado proyectos rentables que sean una seguridad de inversión.

“Tijuana ofrece mucho esto, esta gran movilidad que tiene pero que necesita este tipo de opciones, de proyectos viales, que es ampliarlos a nivel de suelo, porque ya no hay para donde ensanchar las calles”, manifestó.

Con el segundo piso en la Ciudad de México se duplicó el área del periférico, añadió, ahora va en dos niveles, por lo que estar buscando inversiones que tengan rentabilidad les da seguridad.

“Queremos ser una parte más de la ciudad, con un proyecto tan importante como este que será seguramente un ícono en las obras que se tienen actualmente, que se tendrán en un futuro”, compartió Amodio Moheno.

En esta nota

Comentarios