Tijuana

Preocupa a alumnos cambio en el servicio del SITT

Cerca de 600 estudiantes de la UABC Valle de las Palmas ayer llegaron tarde a sus clases por la incertidumbre en el transporte.

Avatar del

Por Glenn Sanchez

El servicio a la unidad se mantuvo durante el día de ayer.

El servicio a la unidad se mantuvo durante el día de ayer.

La comunidad estudiantil de la UABC campus Valle de las Palmas se encuentra en incertidumbre después de que se anunciara el paro de unidades del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT).

Ayer cerca de 600 estudiantes llegaron tarde a sus clases debido a que desconocían si habría o no transporte.

“La comunidad de Valle de las Palmas se verá gravemente afectada en caso de que realmente se proceda con el paro del servicio”, declaró la subdirectora de la unidad, Daniela Martínez Plata.

“Los alumnos manifestaron molestia, inconformidad, e incluso dijeron que no pudieron llegar a sus clases por el desconocimiento de la falta de transporte tuvieron que acudir a otros sistemas de transporte”, agregó.

Ante la problemática, la UABC no cuenta con unidades para ofrecer el servicio a los “cimarrones” por lo que seguirán presionando al Ayuntamiento de Tijuana para que arregle esta problemática.

“Si el Gobierno no establece los mecanismos necesarios para solventar esta situación con el transporte realmente va ser una gran afectación a la comunidad estudiantil”, advirtió.

Intervención de autoridades

Por su parte el presidente de la sociedad de alumnos, Eduardo Delgado hizo un llamado al presidente municipal Juan Manuel Gastélum Buenrostro para que atienda este caso, así como al alcalde electo Arturo González Cruz.

“Desde que el SITT fue creado solucionó el problema de transporte a nuestra universidad, ahorita hay incertidumbre porque no sabemos qué va pasar con la ruta, si va mantenerse, va cambiar u otra empresa va entrar a cubrirla, pero la ruta no puede eliminarse, necesitamos el transporte”, manifestó.

Consideró que más del 50% de la matrícula estudiantil en Valle de las Palmas usan transporte.

La joven Perla Rivera comentó que de convertirse en una realidad la suspensión del SITT no podría llegar a la escuela porque ella vive cerca del bulevar Insurgentes y casi no hay transporte que lleven hasta Valle.

Indicó que le preocupa la idea de que cuando salga no haya unidades porque están muy alejados y caminar no es una opción porque puede ser peligroso.

Mientras que la alumna Andrea Araujo dijo que a raíz de esta situación los maestros están siendo más tolerantes con la hora de entrada, por lo que les permiten tomar la clase para que no la pierdan.

Y los compañeros que tienen automóvil están siendo solidarios ofreciéndoles raite, dejándolos lo mas cerca de sus casas o de un taxi que los lleve a su casa.

El joven Eddy López Gómez comentó que esto les generaría una fuerte afectación económica debido a que el SITT les cobra siete pesos y los taxis que también llegan hasta Valle la tarifa es de 20 pesos.

En esta nota

Comentarios