Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Regularización de autos "chocolate"

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana

Piden tranquilidad en colonia La Esperanza tras sucesos delictivos en Tijuana

La inseguridad en la colonia La Esperanza se debe a la cantidad de asesinatos, balaceras, narcomensajes y la venta de drogas.

Avatar del

Por Carlos Paz

La inseguridad en la colonia La Esperanza se debe a la cantidad de asesinatos, balaceras, narcomensajes y la venta de drogas.(Archivo)

La inseguridad en la colonia La Esperanza se debe a la cantidad de asesinatos, balaceras, narcomensajes y la venta de drogas. | Archivo

Tijuana BC.- Habitantes de la colonia La Esperanza, correspondiente a la delegación Sánchez Taboada, expresaron sus temores ante la delincuencia que se vive constantemente en la zona, además de pedir a las autoridades que protejan a los ciudadanos que ahí residen.

“Llevo cerca de 20 años viviendo aquí y año con año hay más peligro”, comentó Juan Valadez, residente de la colonia, quien describió a detalle los problemas más cotidianos que trae la delincuencia, pues según él, son notorios.

Señaló que la inseguridad que él y su familia experimentan, se debe a la cantidad de asesinatos que se han llevado a cabo en dicha zona con el pasar de los años, además de otros actos delictivos como balaceras, detonaciones, narcomensajes y venta de drogas.

Es un problema grave, los niños pueden caer en drogas y la misma venta atrae a más gente adicta a consumir, o a pelear por vender”

Detalló Valdéz, quien aseguró que en ocasiones, sujetos le han ofrecido sustancias tóxicas por las calles de la colonia.

Peligro a toda hora

Jaime Urquidez, otro vecino de la colonia, describió que las calles de la colonia La Esperanza son peligrosas de transitar durante cualquier hora del día, porque los delincuentes se encuentran vigilando la zona buscando posibles víctimas de asalto.

“Yo procuro salir en carro, no hacer contacto con ninguna persona, ni visual, si voy caminando más vale que salga acompañado porque todo es muy peligroso”, detalló Urquidez, quien recomendó a sus vecinos llamar la atención lo menos posible.

Ambos ciudadanos coincidieron en que es muy poco probable que esta problemática termine pronto en la colonia, puesto que infinidad de unidades policíacas de distintas dependencias han asistido a tratar de pacificar las cosas, sin embargo, no se ha tenido éxito.

“Vino la policía municipal, luego la estatal, hasta el ejército ha venido, pero el problema sigue, es una preocupación que llega a plantearnos la idea de mudarnos a otra colonia”, aclaró Jaime, quien vive junto a su esposa y uno de sus hijos en la colonia La Esperanza.

Expresó su deseo de que se termine la delincuencia en su entorno social, pues el vivir con esa preocupación lo ha desenfocado de sus actividades cotidianas en ocasiones.

En esta nota

Comentarios