No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Viven primer día con una frontera blindada

A pesar de las advertencias varias personas con visa de turista trataron de ingresar infructuosamente a EU.

Avatar del

Por Glenn Sánchez

El centro comercial Las Américas mostró la mayoría de sus negocios cerrados.(Gustavo Suárez)

El centro comercial Las Américas mostró la mayoría de sus negocios cerrados. | Gustavo Suárez

TIJUANA, BC.- Al iniciar las restricciones de cruce entre México y Estados Unidos por el Covid-19, a mexicanos no se les permitió el ingresar al vecino país o fueron regresado a territorio nacional.

Tal fue el caso del señor Héctor Rodríguez, quien llegó a Tijuana proveniente de la Ciudad de México, con la intención de visitar a su hermano y sobrinas en la ciudad de Monterrey, California.

Sin embargo, al llegar a la garita de San Ysidro, personal del Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos le comentó que no habrá cruces turísticos por los próximos 30 días.

Aclaró que no hubo ninguna advertencia por parte de los oficiales sobre que le quitarían la visa en caso de que lo volviera intentar.

“Le comentaba que yo vengo seguido, que tengo permiso vigente. Iba a visitar a mi familia, regularmente me vengo tres veces al año y me quedo dos semanas, pero bueno”, expresó Rodríguez.

Aunque se dijo sorprendido por la medida, dijo estar consciente del problema de salud que existe actualmente.

Señaló que esto le impactará su economía porque tendrá que buscar un vuelo para regresar a la Ciudad de México, y si no encuentra para las próximas horas pues deberá quedarse en algún hotel.

 

Por su parte, la señora Maribel, cruzó por el carril Sentri en San Ysidro junto con su hijo, quien es ciudadano americano, pero al momento de la revisión, la regresaron a Tijuana escoltada por un “migra”.

Dijo que la razón por la que intentó cruzar fue para comprar una parte para su automóvil que no ha podido encontrar en Tijuana.

“El oficial que acompañó hasta acá (la puerta de la garita). Mi hijo cruzó; me mandaron a segunda revisión y si dije híjole, la Sentri, pero no me dijeron nada solo que no podía cruzar”, comentó la señora.

 

En la incertidumbre

La restricción de cruces también afecta a los vendedores ambulantes que se instalan en la garita de San Ysidro debido a que no hay largas filas como suelen registrarse.

El señor Antonio, quien tiene un pequeño puesto de burritos, dijo que si les pega en las ventas, ya que antes de las 10 de la mañana llegaba vender hasta 80 burritos y ayer no llevaba ni 40.

“No tenemos nada de venta. Pues nosotros vamos a seguir aquí con la gente que pueda cruzar y seguir atendiendo, haya mucha gente o no”, manifestó el comerciante.

Comentó que su primer burrito lo vendió a las dos y media de la mañana a pesar de que instaló desde la una de la madrugada.

Pero al ser su único ingreso con el que cuentan seguirán ofreciendo sus servicios a los pocos ciudadanos que crucen.

Mientras que Jessica, quien también se dedica a la venta de comida, teme que el dueño del local los descanse porque las ventas cayeron mucho desde que se empezó hablar del tema del Covid-19.

“Vamos a sobrevivir con los ahorros y esperar si se para uno que otro automovilista; y aunque haya temor por el virus pues tenemos que trabajar”, puntualizó la joven.

En esta nota

Comentarios