No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Liberación de una persona implicada en delitos contra la salud se debe condenar: Abogado Fiscalista

“Si cualquier persona hubiera incurrido en un acto como este lo hubieran criminalizado de inmediato y aplicarían el artículo”, lamentó.

Avatar del

Por Tijuana

Permitir la liberación de una persona implicada en el delito contra la salud se debe condenar con mínimo 9 años de prisión y 20 máximo, señala el actual artículo 150 del Código Penal Federal.(Tomada de la red)

Permitir la liberación de una persona implicada en el delito contra la salud se debe condenar con mínimo 9 años de prisión y 20 máximo, señala el actual artículo 150 del Código Penal Federal. | Tomada de la red

Permitir la liberación de una persona implicada en el delito contra la salud se debe condenar con mínimo 9 años de prisión y 20 máximo, señala el actual artículo 150 del Código Penal Federal.


Adolfo Solís Farías, abogado penalista, indicó lo anterior luego de lo acontecido durante la semana pasada en Culiacán, donde las autoridades mexicanas decidieron dejar en libertad a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.


“El actual artículo 150 establece una tipicidad para la evasión de reos, es decir, el que permite que un detenido, condenado o sentenciado se sustraiga de la acción de la justicia con ayuda”, detalló.


El artículo se divide en tres categorías, dijo que la primera es con la sanción de seis meses a nueve años de prisión a quien ayude, sin embargo cuando se trata del delito contra la salud y es responsabilidad de un funcionario público la condena aumenta. 


“A todos los funcionarios que ayudaron, decidieron o permitieron que el delincuente se fuera les corresponden 9.33 años mínimo y una máxima de 20 años de prisión”, remarcó.


El abogado fiscalista recordó que en el hecho también escaparon algunos reos que estaban condenados, aspecto que de igual forma genera una condena. 


Solís Farías añadió que además de la condena a prisión a la que deberían ser acreedores, también deben ser destituidos de su cargo e inhabilitados para desempeñarse en la función pública hasta por ocho años. 


“Si cualquier persona hubiera incurrido en un acto como este lo hubieran criminalizado de inmediato y aplicarían el artículo”, lamentó.

En esta nota

Comentarios