Tijuana Alison de León Mirón, de 18 años de edad debió ser sometida a una cesárea para disminuir los riesgos que comprometieran la vida de su hijo y de ella.

Le realizan cesárea para salvar su vida

Avatar del

Por Redacción/GH

Le realizan cesárea para salvar su vida

Le realizan cesárea para salvar su vida

El Hospital General de Tijuana (HGT) dio a conocer que, el martes 5 de junio, aproximadamente a las 20:00 horas, Alison de León Mirón, de 18 años de edad, ingresó al servicio de Labor para la atención de su evento obstétrico y, a pesar de proporcionarle múltiples tratamientos para inducir el parto, debió ser sometida a una cesárea para disminuir los riesgos que comprometieran la vida del binomio madre e hijo, por lo que se conoce como embarazo prolongado.

Los especialistas del servicio de Ginecología y Obstetricia del HGT, explicaron que la paciente había cumplido 41 semanas y un día de gestación, por lo que se decidió su ingreso para iniciar los tratamientos necesarios que permitieran el avance del trabajo de parto, como lo marca la Guía de Práctica Clínica.

Al no responder favorablemente a los procedimientos aplicados, incluyendo dosis de prostaglandina, oxitocina y sonda con balón, el personal de salud decidió llevar a cabo la cesárea, lo que evitaría la asfixia del bebé o cualquier otra situación que pusiera en riesgo su vida.

Asimismo, se evitaron complicaciones en la paciente asociadas al trabajo de parto prolongado, principalmente hemorragia severa, la cual se caracteriza a nivel nacional por ser la primera causa de muerte materna.

Gracias a estas intervenciones se salvó la vida de Alison de León Mirón y de su primogénita, Amber Ashlyn, quien a su nacimiento pesó 3 kilos 490 gramos, y midió 48 centímetros. Ambas fueron dadas de alta del hospital en buen estado de salud.

Los especialistas en Ginecología y Obstetricia de la unidad, explicaron que se prioriza el trabajo de parto en la paciente, ya que es la opción que permite una recuperación inmediata, con menores riesgos de complicaciones. Mientras que la cesárea, al ser una intervención quirúrgica, requiere de múltiples cuidados para prevenir una infección, además de que existe la posibilidad, aunque mínima, de presentar una trombosis venosa, de ahí que únicamente se realiza en casos necesarios.

“Pues nada más quería agradecer que se portaron muy bien todas las personas conmigo, pues por toda la atención que nos dieron y muy bien el servicio, la verdad, me gustó, y pues aquí está mi bebé, gracias que ya está aquí”, expresó la joven Alison de León.

Cabe mencionar que, del 1 de enero al 4 de junio del presente año, se han registrado 2 mil 539 nacimientos saludables en el Hospital General de Tijuana, de los cuales mil 958 nacieron por parto vaginal y 581 vía cesárea.
En esta nota

Comentarios