Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Reapertura fronteriza

Clima Tijuana

Vacunación contra Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Invade incertidumbre a las familias del campamento migrante

La señora Nuria y su familia de once integrantes llevan un mes en el la garita El Chaparral.

Avatar del

Por Khennia Reyes

Las familias sufren las inclemencias del clima.(Roberto Delgado)

Las familias sufren las inclemencias del clima. | Roberto Delgado

Tijuana, 08 de octubre de 2021.- Las inclemencias del tiempo y la incertidumbre de saber si obtendrán o no el asilo humanitario de Estados Unidos son las vivencias diarias de las familias migrantes que habitan en el campamento de El Chaparral.

La desinformación es otro de los factores por los cuales se niegan abandonar el lugar, en donde cientos de niños y adultos han enfermado por las condiciones insalubres en las que viven desde hace varios meses

Foto: Roberto Delgado

La señora Nuria, originaria de Manzanillo, Colima, y su familia integrada por once personas, cumplieron más de un mes de estar en el campamento y se niega a abandonarlo por miedo a perderla oportunidad de cruzar a la Unión Americana.

“Nos dicen que en un albergue no nos dejan salir después, nosotros lo que queremos es ya irnos, pasar, atravesarnos, como sea, ir nos ya”, expresó.

Desesperación y malestar

Nuria dijo que en los días que lleva en el refugio improvisado su familia ha padecido problemas estomacales, pero la desesperación es el dolor que más les invade.

Ha sido horrible, este niño está mal de vómito, mi sobrina también, nos estamos enfermando. Pusimos tablas para no mojarnos, pero ya estamos muy desesperados, ya es mucho tiempo el que estamos aquí, los niños a veces se van a la línea, pero nos corren, nos sacan de ahí, queremos ganarnos un peso para sacar para las tortillas, pero nos corren”

Expresó Nuria.

En esa misma situación se encuentra la familia de la señora Carolina, originaria de El Salvador, quienes perdieron gran parte de sus pertenencias con las pasadas lluvias.

“Las lluvias están bien feas aquí, no podemos dormir porque la vez pasada que llovió todos nos inundamos, se llenó todo esto de agua y dicen que aquí si llueve tres das, dicen que se inunda y vamos a salir volando. Y no tenemos ni plástico ni tarimas hay”, platicó

Foto: Roberto Delgado

Carolina compartió que desea mudarse a un albergue, pero desconoce en donde puedan recibirla a ella y a su familia.

Albergues al tope 

Por su parte, José María García Lara, director del albergue Movimiento Juventud 2000 A.C, dijo que este al igual que otros espacios se encuentra a su máxima capacidad.

Actualmente está en condiciones de solo recibir a 15 personas, pues atiende a 110 migrantes que desconocen por cuánto tiempo permanecerán en Movimiento.

Foto: Roberto Delgado

“Normalmente nosotros manejamos un promedio de 20 días, que es el oficial, pero son familias donde vienen mamás, vienen los niños, los papás o vienen mamás solamente con los niños, lo cual les ampliamos el tiempo de permanencia que puede incluir un mes o hasta tres meses, porque recuerda que la gran mayoría viene buscando la ayuda humanitaria o el asilo hacia los Estados Unidos”, explicó García Lara.

Asimismo, urgió a las autoridades a otorgar el presupuesto económico a los albergues para que operen con luz, gas, agua, entre otros servicios que permiten el funcionamiento de los lugares. 

En esta nota

Comentarios