Tijuana Carlos Loyola Peterson, reconoció que habría un fuerte déficit en la ciudad

El abasto de agua depende de la desaladora

Avatar del

Por Jayme García

El abasto de agua depende de la desaladora

El abasto de agua depende de la desaladora

Con la llegada de la temporada de calor, e l Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), Carlos Loyola Peterson, reconoció que habría un fuerte déficit en la ciudad, sin embargo, la operación de la planta desaladora es la única solución al problema.

"No tenemos suficiente agua para abastecer al cien por ciento la demanda de la ciudad, en estos momentos seguimos teniendo alrededor de un 18% de déficit, a veces un poco más, eso se traduce en que haya zonas que se quedan de repente sin agua”, señaló.

El funcionario informó que en temporada de verano la demanda de la ciudad es de 900 litros por segundo, sin embargo actualmente el suministro es de no más de 750 litros por segundo, lo que afecta principalmente a la zona Noreste, colonias como Lomitas, Ampliación 89 y laz zonas más altas como El Roble, Gómez Morin, Granjas de León y Granjas El Gallo, entre otras.

“Nuestro déficit depende mucho de la demanda que se da en el día, si es muy caliente hace falta más rápido pero si la temperatura no está tan alta podemos llegar a tener continuidad en el servicio, la solución a nuestro déficit es la planta desaladora”, apuntó.

Loyola Peterson dijo que el déficit de la ciudad se ha venido acumulando en los últimos años y fue en 2015 y 2016 cuando hizo crisis cuando el déficit alcanzó el 40%, sin embargo el proyecto del flujo inverso logró solucionar el problema en parte.

“El año pasado tuvimos un mejor periodo de lluvias y pudimos extraer algo de agua de la presa, pero ahora está prácticamente vacía, siempre hemos dicho que la presa es únicamente una aspirina porque el agua que se llega a acumular no dura más de un año”, explicó.

El Director mencionó que gracias al flujo inverso y a la presa, el año pasado se logró reducir el déficit del 40 al 20%.

“Ya estamos tomando medidas extraordinarias como meter una balsa con una bomba para sacarle lo último que le queda a la presa para poder utilizar esa agua este verano, la nueva fuente de agua será la desaladora”, concluyó.
En esta nota
  • Planta desaladora

Comentarios