Tijuana Las labores fueron realizadas tras navegar del Pacífico al Atlántico cruzando el canal de Panamá.

El Alpha Hélix realiza el rescate de valioso anclaje

Avatar del

Por Redacción/GH

El Alpha Hélix realiza el rescate de valioso anclaje

El Alpha Hélix realiza el rescate de valioso anclaje

El buque oceanográfico del Cicese Alpha Hélix cruzó el pasado 13 de mayo por primera vez el Canal de Panamá y se encamina a realizar sus primeros cruceros en el Golfo de México.

Es también la primera ocasión en la que un buque de este centro de investigación realiza actividades fuera de la zona económicamente exclusiva del Pacífico Mexicano.

“Para el buque del Cicese (este viaje) es la primera vez de todo”, mencionó Daniel Loya Salinas, jefe del Departamento de Embarcaciones Oceanográficas (DEO) de este centro. Justo cuando el Alpha Hélix cruzaba el Canal de Panamá, el Grupo Canek del Cicese notificó a la tripulación que uno de los anclajes de la red de observatorios marinos ubicada en el Golfo de México, el YUC9, estaba suelto.

Este observatorio anclado en su momento a mil 800 metros de profundidad se encontraba derivando por el canal de Yucatán, y su comunicación satelital (que permite conocer la ubicación exacta del anclaje) era irregular.

El YUC9 forma parte de la red de observatorios marinos, junto a otros 19 anclajes, instalada para conocer el comportamiento de las corrientes del Golfo de México, las cuales fluyen a través de los canales de Yucatán y de la Florida.

El YUC9 era uno de los anclajes más cercanos a Cuba y después de algunos días a la deriva, el localizador de la boya de este anclaje envió su posición a través de su antena Argos, notificando que estaba ya dentro de aguas del Caribe.

La boya con el localizador estaba ubicada a 100 metros de profundidad, en el anclaje. Cuando sale a la superficie emite su ubicación vía satélite, de esto informó el Dr. Julio Candela Pérez, investigador del DOF.

El Dr. Candela e investigadores estuvieron siguiendo la trayectoria de la boya cuando ésta lograba enviar su ubicación.

“Desde que se soltó, la boya recorrió alrededor de 300 kilómetros en 8 días, a una velocidad promedio de alrededor de 1 nudo, en corrientes relativamente bastante fuertes”, explicó el investigador.

Al final, en el séptimo día de estar a la deriva, después de 16 horas de incomunicación con la boya, ésta envió su localización exitosamente: Estaba a 14 millas náuticas de donde se localizaba en espera el Alpha Hélix. Por evaluaciones del equipo, este anclaje tiene valor de 250 mil dólares.

El Alpha Hélix no solo recuperó el anclaje completo, sino toda la información que este recabó durante dos años.
En esta nota
  • Alpha Hélix

Comentarios