No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

‘Derriban’ muro fronterizo cantando

Decenas de personas en ambos lados de la frontera cantaron ‘With a Little Help From My Friends’ de The Beatles.

Avatar del

Por Khennia Reyes

Los participantes se colocaron en la línea divisoria, entre Tijuana y San Diego, a la altura de Playas de Tijuana.

Los participantes se colocaron en la línea divisoria, entre Tijuana y San Diego, a la altura de Playas de Tijuana.

Al ritmo de "La Bamba" cientos de personas desconocidas se unieron en un concierto binacional que se realizó en el muro fronterizo entre las playas de México y Estados Unidos, con el único propósito de unirse a través de la música.

Janeth Tinea, co-directora de la productora local Erizo Booking, explicó que la actividad en Playas de Tijuana, titulada "Choir, Choir, Choir", unió a ambos lados de la frontera por primera vez y en colaboración con la Universidad de San Diego, California y asociaciones civiles de Tijuana dedicadas a las artes.

El proyecto nació en Canadá y el objetivo es convocar a personas desconocidas entre sí, acudir a un lugar, enseñar una canción y cantarla por el simple hecho de querer participar con la comunidad.

Así, empezaron a corear "With a Little Help From My Friends", de The Beatles, (Con una pequeña ayuda a mis amigos). Entre Estados Unidos y México se intercambiaron las estrofas en inglés y español para después armar algo de baile.

Esa canción llegó en un momento especial para decenas de familias que están separadas y se  reencontraron a través de los pequeños huecos de la valla fronteriza.

Por ello, en algunos momentos la patrulla fronteriza de la Unión Americana estuvo alerta por si las personas ‘se brincaban’ hacia su país.

“Las artes unen, la música une y no tiene fronteras, barreras ni idiomas, a la mejor no se entiende la letra, pero se logra transmitir algo y si la persona que está cantando y te hace sentir algo, puede sanar”, dijo Tinea.

Asimismo, comentó que más allá de los retos técnicos, lo riesgoso fue conseguir que la gente desconocida conviviera entre sí y tuvieran la espontaneidad de bailar y convivir.

“No importa la frontera, nada nos divide, somos solo una voz. En Tijuana y Estados Unidos hay migrantes”, agregó la productora.

En esta nota

Comentarios