No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Denuncian presunta agresión de policías ante la Sindicatura

Un hombre de 29 años mostró las marcas que quedaron en su cuerpo por el presunto abuso.

Avatar del

Por Glenn Sanchez

El hombre asegura que intentaron detenerlo sin ningún motivo.

El hombre asegura que intentaron detenerlo sin ningún motivo.

Tijuana, BC.- Benjamín Castro, de 29 años denunció ante la Sindicatura Procuradora presuntos abusos que sufrió por parte de elementos de la Policía Municipal.

Narró que el pasado 6 de junio pasó por su esposa a una estética en la que trabaja en Zona Centro, en donde fue interceptado por dos policías quienes lo revisaron por “sospechoso”.

“Yo accedí y puse las manos con la pared, y me empezaron a meter las manos a las bolsas de mi pantalón, me quitaron mi mochila, solo traía una chamarra de mi esposa, no me encontraron nada”, declaró.

Sin embargo, a pesar de no traer en su poder algo ilegal, los uniformados le dijeron que sería arrestado por “ponerse al tiro” y “prepotente”.

Pero al saber que no había hecho nada malo, cuestionó la razón por la que lo querían llevar ante un juez.

Señaló que al ver que los policías sí lo arrestarían, temió por su vida al pensar en los casos como el de Giovanni en Guadalajara o el de George Floyd en Hudson, Estados Unidos, por lo que trató de huir.

“Yo decidí emprender carrera, me llené de pavor, poco adelante me interceptan, se me avientan como perro, me tiran al suelo, cedí para que me esposaran, pero en cuanto me esposaron uno de los policías me dio un puñetazo en la cara”, comentó.

Una vez detenido lo subieron a una patrulla en donde iban tres policías, quienes lo llevaron a una caseta ubicada en la avenida Revolución, en donde recibió más golpes por parte de los oficiales a pesar de que estaba esposado de pies y manos por lo que no podía defenderse.

“Ahí me ponen de frente, el primer oficial me dice ponte derechito y me pega una cachetada, pero después fueron puñetazos. Les dije que me estaban lastimado, empezaron agredirme, a golpearme”, manifestó.

Luego entró otro oficial quien traía un bastón grueso y lo golpeó en repetidas ocasiones hasta llegar el momento en que vio “estrellas”.

“No hubo misericordia, todo el tiempo hubo amenazas, me decían eso te pasa por ponerte contra la policía, nadie nos toca con el uniforme. Me quitaron las llaves de mi casa, saben dónde vivo”, agregó.

Inclusive recibió amenazas del juez, quien le dijo que él se lo había buscado por altanero e inclusive podría pasar tres años en la cárcel por atacar a un policía, lo cual, aseguró, nunca sucedió.

En esta nota

Comentarios