Tijuana

Buscan evitar que mujeres sean estafadas de mecánicos

Ruiz Cardona mencionó que esas acciones también benefician a la propia seguridad de las conductoras y a su economía.

Avatar del

Por Tijuana

Con el fin de evitar que las mujeres sean estafadas por mecánicos, se impartió un curso de automotriz mecánica, en el cual aprendieron el funcionamiento correcto del motor, así como a medir el aceite y presión de los neumáticos.(Tomada de la red)

Con el fin de evitar que las mujeres sean estafadas por mecánicos, se impartió un curso de automotriz mecánica, en el cual aprendieron el funcionamiento correcto del motor, así como a medir el aceite y presión de los neumáticos. | Tomada de la red

Con el fin de evitar que las mujeres sean estafadas por mecánicos, se impartió un curso de automotriz mecánica, en el cual aprendieron el funcionamiento correcto del motor, así como a medir el aceite y presión de los neumáticos.

 

Juan Manuel Ruiz Cardona, instructor y técnico automotriz, comentó que el curso surgió a partir del interés de las mujeres por conocer el funcionamiento de sus vehículos, pues en ocasiones acuden a los talleres mecánicos y les cobran por un trabajo mal hecho.

 

“Yo tuve un taller toda mi vida. Y me fui dando que el trato con las mujeres es un poco distinto que con los hombres, porque tiene más confianza. Los hombres siempre creen que saben y la mujer todo lo basa mucho en la confianza. El curso permite que sepan el funcionamiento de su automóvil para su mayor seguridad”, explicó.

 

Asimismo, Ruiz Cardona mencionó que esas acciones también benefician a la propia seguridad de las conductoras y a su economía.

 

Por ello, recomendó a las mujeres cambiar cada cinco mil millas el aceite convencional, si es sintético cambiarlo cuando doble esa cantidad, que es más duradero.

 

En ese sentido, Damaris Satree, quien de manera profesional ejerce en la educación, expresó que asistió al curso porque semanas antes había llevado su carro a un taller mecánico a que le cambiaran las balatas, pero le cobraron de más y le detectaron otras ‘fallas’ al vehículo.

 

“Me dijeron que al carro le hacía falta el cambio de amortiguadores, agujas… y me dio un precio demasiado elevado, de 18 mil pesos. En ese momento, yo tenía una persona de confianza y le pregunté por un segundo diagnóstico y me dijo que me estaban viendo la cara, pues solo necesitaba el cambio de balatas”, contó.  

 

Los siguientes cursos serán el 11 de agosto, uno a las 8 horas para todo el público, con el tema de reparación de motores; y otro curso será a las 11, con reparación de frenos. Para mayor información ingresar al Facebook Autotecnia 33.  O llamar al 6641785463.

Comentarios