Tijuana

Bisutería: Un negocio desde la red

Avatar del

Por Said Rodríguez

Bisutería: Un negocio desde la red

Bisutería: Un negocio desde la red

Tijuana es tierra fértil de oportunidades, Susana Cano lo comprobó, con perseverancia y creatividad logró crear una marca tijuanense de bisutería personalizada que a cinco años cuenta con más de 100 mil seguidores base en su página de ventas en Facebook. La emprendedora de la semana logró mezclar un producto hecho a mano con la tendencia de las redes sociales para emerger como una de las marcas con mayor potencial en la región.

Su historia se remonta a los tiempos universitarios en la Ibero, institución elegida por ella y su familia, pues era la única en la ciudad con la carrera de nutrición en ese tiempo.

Sabiendo que sería un sacrificio para sus padres, “se apretaron el cinturón” y pasaron casi dos semestres hasta que empezaron los problemas económicos, sus padres le notificaron a la entonces joven estudiante que tendría que darse un tiempo de la universidad para poder ahorrar el dinero de la colegiatura.

“En mi terquedad de adolescente no me quería salir y dije que me la iba a rifar para conseguir la colegiatura, ya era mayo para ese entonces. De repente me llegó la idea de hacer pulseras y venderlas en mi salón. Con mis 200 pesos que me daban en la semana me lo gasté en bisutería y maquilé en mis vacaciones, ese mismo día abrí la ‘fan page’ y subí fotos”, recordó.

Logró entrar a tercer semestre en donde con una pequeña canasta verde llena de pulseras hechas por ella las vendía en cada salón a un precio de 25 a 30 pesos. Su negocio empezó a funcionar y las ganancias cumplieron su objetivo.

“Yo no conocía la palabra emprendedor, no sabía hacer un modelo de negocios. Solo empecé a vender y pudo funcionar para irle dando forma y fue ahí donde me metí a cursos de emprendedores para evolucionar”, explicó.

Su página en Facebook le permitió realizar ventas fuera de la universidad y así su negoció aceleró al grado que después de graduarse tuvo que tomar una decisión importante y eligió seguir con su proyecto emprendedor.

¿Por qué Faranush?
Para hablar del nombre hay que regresar aún más en el tiempo, a sus tiempos de preparatoria en la Lázaro Cárdenas donde tuvo su primer acercamiento con dicho nombre.

“Cuando estaba en la preparatoria me presenté y un compañero pensó que decía Faranush y así se me quedó, al momento de bautizar mi proyecto era un nombre raro, pero me identificaba”, explicó.

En ese momento se le acercaron a decir que probablemente era una señal por algo que podría venir y así fue, Faranush se convirtió en su estilo de vida.

Susana señaló que Faranush tiene dos características importantes, la evolución y la innovación, mismas que han ido de la mano.

Atrás dejó el material simple y comenzó a tener un mayor grado de dificultad en su elaboración para poder venderlo de 80 a 120 pesos, pero también incluyó mensajes y frases que personalizan aún más el momento para el que va dirigido el accesorio.

En la actualidad, Faranush tiene presentes para todo tipo de ocasión desde las románticas en pareja, comida y profesiones entre otras.

Busca expandirse
Faranush aprovechó el poder de las redes sociales para potenciar sus ventas fuera de Tijuana y así es como ha llegado a distintas partes de la República con sus ideas originales.

Como modelo de expansión eligió la venta por asignación, la cual consiste en dejar producto en ciertos establecimientos y cobrar los que se vendan con un porcentaje para el comerciante establecido.

Ahora tiene presencia en trece negocios de Tijuana y uno más en Rosarito en los denominados colectivos.

“Vendo a todo México, quisiera poner un taller fijo, porque lo maquilamos en el departamento con la persona con la que vivo, es cómodo, pero si quiero seguir creciendo hay que poner un taller”, concluyó.
En esta nota
  • Emprendedores
  • bisutería
  • redes sociales

Comentarios