Tijuana

Aumentan en BC 37% enfermedades cardiovasculares

El incremento es en comparación con el año pasado y las causas son la mala alimentación de los residentes del Estado.

Avatar del

Por Khennia Reyes

La mala alimentación y la falta de actividad física en la población de Baja California han causado un incremento del 37% en las enfermedades cardiovasculares y de casos de diabetes.

La mala alimentación y la falta de actividad física en la población de Baja California han causado un incremento del 37% en las enfermedades cardiovasculares y de casos de diabetes.

TIJUANA.- La mala alimentación y la falta de actividad física en la población de Baja California han causado un incremento del 37% en las enfermedades cardiovasculares y de casos de diabetes.


De acuerdo al Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, el Estado ocupa los primeros lugares a nivel nacional de las enfermedades enlistadas anteriormente, las cuales también representan las principales causas de mortalidad en menores, adultos y adultos mayores.


Oscar Ginera Aparicio, jefe de la Jurisdicción de Salud Número 2, lamentó que la población no esté dispuesta a cambiar los malos hábitos de salud, a pesar de recibir pláticas de prevención y conocer de manera cercana a las pacientes cardiovasculares e hipertensos.


“Las primeras causas de mortalidad son las enfermedades cardíacas. Sabemos que uno de los elementos principales que hacen que se deriven  todos estos padecimientos son los hábitos que tenemos en la población, sobre todo en la alimentación”, recalcó.


Las mujeres y hombres a partir de los 30 años, detalló, ya presentan signos de enfermedades crónico-degenerativas, que cuando entran a la etapa de los 40-60 se convierten en el sector más afectado.


“Es el grupo más difícil porque tienen hábitos muy arraigados. A veces nos comentan que tienen acceso a cierto tipo de alimentos y es difícil de modificarlos o alimentarse de manera sana”, dijo. 


En esos casos, añadió, la Jurisdicción de Salud debe invertir 8 millones 500 mil pesos en programas de atención, capacitación en médicos, contratación de nutriólogos y sicólogos.


A pesar de esa estrategia, los índices de las enfermedades antes mencionadas se mantienen a la alza.  


“No ha habido una reducción notable en la población. Lo que sí hemos notado es el mayor apego a los tratamientos médicos, modifican la alimentación, reciben sus tratamientos, pero a penas un 40% de las personas los cumplen”, reconoció el funcionario.


Los problemas del corazón, diabetes e hipertensión arterial también provocan sobrepeso y obesidad, los cuales también restan calidad de vida. 


“Tiene repercusiones en el rendimiento físico, alteración en las articulaciones, trastornos del sueño. A largo plazo la hipertensión, diabetes”, alertó el jefe de la jurisdicción.


A veces me cuido 
Jorge Ramírez, actualmente de 30 años, fue diagnosticado a los 28 con diabetes mellitus, además padece obesidad y problemas de colesterol.


“Me cuidé durante un año y fracción con medicamentos, pero después de un año me descuidé porque pensé que mi diabetes ya estaba controlada, además yo creí que estaba fuerte, por eso seguí tomando refrescos, comida chatarra, pero decaí”, relató.  


Asimismo, Ramírez expresó que trató por sí mismo de cambiar los hábitos alimenticios, pero su cuerpo no se acostumbró hasta que acudió a recibir atención médica nuevamente.


Actualmente, aceptó que a veces cuida su alimentación y realiza ejercicio, según como sienta su salud.


Actividad física 
Jorge Rafael Escobar Domínguez, entrenador físico de la Unidad Deportiva CREA en Tijuana, comentó que desde 2017 a la fecha es notoria la presencia de las personas entre los 21 y 41 años, quienes por indicación médica deben ejercitarse para controlar la diabetes, colesterol e hipertensión.


En una escala del uno a 10, dijo que siete personas se encuentran en esa condición, pero pocas cumplen con la rutina física y sana alimentación. 


De acuerdo a los expertos, el cuidado de la salud depende del 75% de la ingesta comida saludable y del 25% de la actividad física, apuntó. 

En esta nota
  • Enfermedades cardiovasculares

Comentarios