No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Alessandra tenía metas que no podrá cumplir

Javier María González acudió ayer a Semefo a reconocer el cuerpo de su hija, Alessandra, asesinada de cuatros disparos al resistirse a un robo

Avatar del

Por Ángel Gonzáles

Alessandra María Rangel tenía apenas 21 años.(cortesía)

Alessandra María Rangel tenía apenas 21 años. | cortesía

“Mi hija no lo tenía merecido, tenía muchos planes a futuro y, más que nada, era una muchacha trabajadora, con metas fijas, pero que ya no va a poder cumplir”, comentó Javier María González, padre de Alessandra María Rangel, joven asesinada el lunes por la noche en las afueras del Swap Meet Siglo 21.

El lunes por la noche la joven de 21 años salió del sitio ubicado en el bulevar Gustavo Díaz Ordaz, tras su jornada laboral en un puesto de venta de teléfonos celulares.

Alessandra llevaba consigo una mochila con una computadora, un teléfono celular y dinero en efectivo, producto de las ventas del día.

A unos metros del mercado fue abordada por dos sujetos que trataron de despojarla de la mochila, sin embargo, Alessandra trató de resistirse al robo, por lo que uno de los sujetos sacó un arma de fuego y le disparó en dos ocasiones en las piernas; posteriormente, le hizo dos disparos más en el pecho. Tras la agresión, los sujetos tomaron la mochila, huyeron a pie y no fueron capturados.

“La bolsa contenía lo que era la venta del día, aproximadamente 20 mil pesos, ella al resistirse, una de las personas acciona su arma de fuego y la impactan”, apuntó el Fiscal de Delitos contra la vida, Enrique Javier Sánchez Serrano.

Minutos más tarde, el novio de la víctima acudió a auxiliarla y la encontró tendida en el pavimento, dando sus últimos respiros.

“Primero nos dieron el dato de que nos fuéramos a la clínica Uno, lamentablemente luego nos confirman que no se pudo hacer nada y que nos fuéramos al lugar de los hechos; ahí estuvimos hasta que llegó Semefo y levantó el cuerpo”, detalló el padre de la víctima.

El encargado del negocio donde Alessandra laboraba aseguró que la joven no llevaba consigo ni 20 mil pesos.

ERA MUY ALEGRE, QUERÍA SER MAESTRA PORQUE TIENE DOS SOBRINOS Y MUCHA PACIENCIA PARA LOS NIÑOS, ES ALGO QUE LE HABÍA LLAMADO LA ATENCIÓN

“Lo que nos dijeron es que la mochila que traía era un equipo de cómputo y un celular que le proporcionaron del local; el encargado dijo que si tenía una suma, pero no tanta para haberle hecho eso, la cantidad no era tanta, solo la ‘laptop’ y el teléfono”, añadió el padre.

Estamos destrozados

Cuando Javier María González habló con su hija, no se imaginó que sería la última vez que escucharía su voz ni que la próxima ocasión en que la vería sería postrada sobre una plancha metálica en Servicio Médico Forense (Semefo).

Ayer, Javier acudió a reconocer el cuerpo de Alessandra y lamentó que la inseguridad le arrebatara la vida a una joven llena de planes y con el sueño de convertirse en educadora.

“Era muy alegre, quería ser maestra porque tiene dos sobrinos y mucha paciencia para los niños, es algo que le había llamado la atención, por eso se inclinó por la licenciatura en educación; era una muchacha que se dedicaba nada más a trabajar, esperando el momento para regresar a la escuela”, dijo.

Además de los planes profesionales, agregó el padre, Alessandra tenía la ilusión de iniciar una vida con su pareja sentimental, Saúl Martínez.

“Los proyectos eran con su pareja, querían tener su casa, ya habían diseñado el plano para ver cómo la querían, como toda pareja joven, querían un carro, hijos más a futuro; estaba muy feliz, con su novio era un complemento uno del otro, estamos destrozados porque es algo que vemos, son metas que ellos tenían y ya no se va a cumplir”, mencionó.

En esta nota

Comentarios