Tijuana

Agresor asesinó a esposa e hija

Avatar del

Por Ángel F. González

Agresor asesinó a esposa e hija

Agresor asesinó a esposa e hija

La bebé de seis meses que fue encontrada sin vida en la cochera del domicilio del Paseo Pedregal de Playas de Tijuana fue asesinada por su padre desde el domingo, mientras que la mujer perdió la vida ese mismo día a causa de las heridas de una escopeta provocadas por su pareja sentimental, arrojan los primeros indicios periciales.

El lunes por la mañana, un sujeto identificado como José Benítez García, de alrededor de 40 años, disparó en contra de un hombre que caminaba frente a su domicilio.

Tras la intervención policial, el sujeto se atrincheró en su casa y detonó una escopeta en contra de los agentes; pero una hora y media después, José fue abatido y en la vivienda se encontraron su cadáver y el de su esposa, ambos con lesiones de arma de fuego.

Mientras que el hijo de la pareja, Enoc, de 9 años, fue localizado en estado de shock, a unos metros del cuerpo de su papá.

Tras ser rescatado, el pequeño relató que su hermana de seis meses aún estaba en la casa.

“Se hizo una búsqueda exhaustiva por horas y finalmente en el transcurso de la noche, en una especie de pila, donde está el drenaje, se encontró un hoyo el cuerpo semienterrado de una bebé de aproximadamente seis meses de edad”, reveló el subprocurador de justicia en zona Tijuana, Jorge Álvarez Mendoza.

El cuerpo de la menor fue trasladado a las instalaciones de Servicio Médico Forense, donde, según los primeros resultados periciales, se definió que la niña fue asesinada a golpes desde el domingo.

Con relación de la mujer, el cuerpo fue localizado en el piso del baño, con una lesión de escopeta en la espalda.

“Por el tipo de lesión que sufrió la señora, pudo haber fallecido unos minutos u horas antes, ya que presenta una lesión por disparo por escopeta, por eso creemos que pudo haber fallecido por disparos de esta arma”, apuntó el subprocurador.

Historial delictivo en EU
Las primeras investigaciones, basadas en la documentación y credenciales localizadas en el interior de la vivienda, apuntan que el protagonista del tiroteo llevaba en vida el nombre de José Benítez García.

Al hacer una revisión de sus antecedentes delictivos en la Unión Americana, se descubrió que fue deportado años atrás y que cuenta con múltiples detenciones en dicho país por diferentes delitos.

“Estamos corroborando datos y tenía un largo historial delictivo en Estados Unidos por delitos de robos, posesión de drogas, tráfico de drogas, estamos viendo cuándo ingresó al país en su calidad de deportado”, informó el subprocurador de Justicia.

Benítez García fue descrito por una de sus vecinas como un hombre que nunca convivía con las personas a su alrededor.

Ani Maldonado, una de las residentes de la zona, detalló que el lunes por la mañana, horas antes del ataque, lo escuchó gritar y lo vio subir por unas escaleras semidesnudo.

“Eran muy cerrados, no se dejaban ver mucho; curiosamente yo ayer me estacioné enfrente de su casa y él le gritaba a alguien que la había matado, que estaba loca”, contó.

Propietario de vivienda desde 2005

De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad de Tijuana, José Benítez García adquirió la vivienda donde fue abatido desde noviembre de 2005.

Los datos de la dependencia estatal agregan que junto con el ahora occiso, en la transacción también participó como compradora otra persona con sus mismos apellidos.

“Llevaban un mucho tiempo viviendo ahí, no se dejaban ver, mucho menos al niño, él se la pasaba gritando y nunca le prestamos atención”, añadió Ani Maldonado.
En esta nota

Comentarios