Tijuana 'Millennials' integran el 40% del padrón electoral a nivel nacional; decidirán el resultado de la elección

A candidatos les urge sintonizar con los jóvenes: Analista

Avatar del

Por Fernanda Acosta

A candidatos les urge sintonizar con los jóvenes: Analista

A candidatos les urge sintonizar con los jóvenes: Analista

Los registros estadísticos del padrón electoral indican que los resultados de la elección federal del 2018 serán definidos por los jóvenes y los ‘millennials’. Tomando en cuenta los altos niveles de abstencionismo a nivel nacional, y que Baja California encabeza, los candidatos a puestos de elección popular deben poner más atención en los jóvenes, consideró el analista político Brian Alonso Ramos Mendias.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral (INE) 87 millones de mexicanos están inscritos en el padrón electoral. 35 millones y medio tienen entre 18 y 37 años de edad.

Ese mismo grupo representa al 25% del total de la población en México. Si cada uno de esos posibles votantes acudieran a las urnas a expresar su preferencia, además de marcar la tendencia para la opción ganadora, podrían lograr vencer al abstencionismo, histórico protagonista de las contiendas electorales.

Durante las elecciones federales del 2012, ejercieron su voto únicamente el 63% de los mexicanos que podían hacerlo. En Baja California, el abstencionismo venció durante las elecciones locales del 2015, cuando salió a las urnas únicamente el 30% del electorado.

Lo anterior representa que, en tanto los jóvenes decidan salir a votar, o no salir a votar, estarán marcando una diferencia en el resultado de la próxima elección, sosteniendo que ellos serán quienes decidan el rumbo del País.

‘DEBEN VOLTEAR A VER A LOS JÓVENES’

El principal problema es la falta de sintonía que mantienen los aspirantes a gobernar, con el contexto y necesidades de los jóvenes, consideró el especialista. “No están encontrando plataformas políticas atractivas.

Un simple ejemplo, los jóvenes están haciendo ya todo por internet, no les están llegando por ahí. En su lugar les siguen prometiendo becas, eso ya no es atractivo”. Abordar a ese sector desde una perspectiva analítica e intelectual, mediante la presentación de una propuesta política acorde con sus temas de interés, podría funcionar.

“Hasta ahorita ningún candidato presenta una plataforma concreta para ellos. Compilan propuestas, arman planes de desarrollo, pero nada para los jóvenes. Esto influye directamente en su interés”.

En contraparte, la población más joven del país debe concientizarse acerca de la responsabilidad que representa elegir gobernantes. Si bien, las nuevas generaciones están unidas por lograr un cambio sustancial en el país, modificar el sistema político y crear mejores condiciones sociales, esto sigue quedando en el papel, en marchas o en las redes sociales, explicó el entrevistado.

MIEDO AL FRAUDE ELECTORAL

Aunque los altos niveles de abstencionismo electoral suelen atribuirse a la apatía y desinterés de la población, el también docente de Sociología Política recordó que la formación juega un papel importante en ese escenario.

“Se trata de un problema de educación cívica que no nos prepara para entender que lo más importante de la expresión política es acudir a las urnas para tomar decisiones. Tampoco nos prepara para ser tolerantes con las ideas, para ser analíticos”.
Junto a la falta de educación, la desconfianza y temor a un fraude electoral, son ideas que pueden frenar la intención de voto de los jóvenes, desde los primeros comicios organizados por el Instituto Federal, en 1994.

“No podemos saber si hubo fraude o no, no podemos saber si habrá fraude o no en las próximas elecciones. Lo que sí podemos saber es que el voto que ejerzamos va a ser contado, tenemos que creerlo, ir a depositarlo”.

Para lograr los tan deseados cambios en la vida del país, los votantes deben tener claras dos ideas: Primero, se trata de un proyecto a largo plazo. Segundo, hay que analizar y aprender de la historia para no cometer los mismos errores.

Si la motivación necesaria para participar en la vida política del país no llegó durante la formación cívica académica, puede llegar ahora a través de la iniciativa propia, leyendo, informándose y revisando los antecedentes y propuestas de los partidos, detalló.

“Lo importante es que voten. Siempre nos quejamos de que a los jóvenes no nos toman en cuenta, pero si no votan, su opinión no podrá ser incluida en la toma de decisiones, por lo menos en los próximos seis años”, invitó el experto.
En esta nota
  • Noticias

Comentarios