No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Niño de 6 años muere por bala perdida

Yurén Abdiel se encontraba jugando cuando cerca de su casa ocurrió un enfrentamiento entre policías y un presunto delincuente.

Avatar del

Por Ángel González

La tragedia ocurrió ayer por la mañana en la colonia Mariano Matamoros.(Gustavo Suárez)

La tragedia ocurrió ayer por la mañana en la colonia Mariano Matamoros. | Gustavo Suárez

TIJUANA, BC.- Yurén Abdiel González Carrazco, de 6 años, murió de un balazo en el estómago cuando agentes de la Policía Municipal se enfrentaron con un sujeto armado ayer por la mañana en la colonia Mariano Matamoros.

A las 8:46 horas, oficiales de la Policía Municipal que llevaban un recorrido de vigilancia por el bulevar Francisco Blake Mora detectaron a un sujeto corrió al percatarse de su presencia.

Los agentes descendieron de la patrulla y le pidieron al sujeto que se detuviera, sin embargo, este sacó un arma de fuego y realizó múltiples detonaciones para posteriormente continuar con la huida.

Los policías municipales persiguieron al hombre hasta un lote baldío de la calle Maya, donde perdió la vida la intercambiar balazos con los agentes.

Al arribo del niño al hospital, personal médico lo declaró como fallecido tras no detectarse signos vitales

Durante el enfrentamiento, un niño de 6 años que se encontraba en el patio de su domicilio volando un papalote recibió un impacto de proyectil de arma de fuego en el estómago.

El sujeto quedó tendido en el terreno baldío, donde fue revisado por paramédicos y declarado sin vida.

El menor fue llevado en condición grave a una clínica particular cerca del lugar de la agresión, si embargo, falleció a su arribo.

Buscan justicia

Mónica Carrazco Cruz, madre del niño, comentó que su hijo recibió una bala perdida y que aún no se determina si provino de los oficiales o del sujeto armado.

 “A mí me estuvieron diciendo que fue él; yo me enfoqué en mi bebé, mi bebé estaba tirado y yo pido justicia para aquellas patrullas que no hacen bien su”, explicó.

Momentos después de que el menor fue declarado sin vida, Mónica manifestó que si bien ya no podrá abrazar a su hijo, busca que se haga justicia en contra de quienes resulten responsables.

“Tienen que decir la verdad, quiero la verdad, si fue el malandro maldito o si fueron esos policías a quienes se les perdió una bala, porque no tienen los pantalones de decir la verdad; es un niño, nadie me lo va a devolver, pero quiero justicia para quien mató a mi bebé”, dijo.

El peritaje para determinar al responsable del fallecimiento del niño quedó a cargo de la Agencia Estatal de Investigación.

En esta nota

Comentarios