No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Fallece Ashley en un incendio en su casa en el Maclovio Rojas

La menor de 11 años padecía autismo, por lo que asustada regresó a la vivienda en llamas para protegerse, aseguran.

Avatar del

Por Ángel González

En este punto Ashley jugaba por las tardes.

En este punto Ashley jugaba por las tardes.

Tijuana, BC.-La resbaladilla amarilla en la que solía pasar sus tardes fue lo único que quedó en pie tras el incendio en el que perdió la vida la pequeña Ashley, de once años, en el ejido Maclovio Rojas.

El lunes por la tarde, habitantes de una cuartería construida de maderas y llantas, ubicadas en la calle Vías de Monterrey, en dicha colonia, se vieron obligados a evacuar sus viviendas después de que una se incendió.

En cuestión de minutos, el fuego consumió los cuatro domicilios y todas las pertenencias del interior.

“Sentí el calor y el humo, entonces sentí que era cerca y vi que la gente estaba desesperada, yo estaba en short y solo entré, agarré mi pantalón, la camisa y así me bajé; me bloquee, no saqué ni mi cartera, ni mi teléfono”, comentó el señor Jesús Cruz Aguilar, de 73 años.

Al percatarse de las llamas, los vecinos trataron de evitar en vano que el fuego se extendiera a los cuartos aledaños.

“Jamás se imagina uno que puedan pasar estas tragedias; yo estaba escarbando atrás de la casa para una tubería y escuché los gritos, diciendo que se estaba quemando, en cuestión de tres minutos ya estaba el fuego en todas las casas”, recordó Jorge Contreras Barrazas.

Juan Manuel Contreras, otro de los habitantes que perdió su vivienda, salió al ver que el fuego alcanzaba su propiedad y se percató de que una de sus vecinas, Ashley, de once años, quien padecía autismo, se quedó en el interior para resguardarse en un mueble.

“La mamá empezó a gritar, cuando salí yo vi que la niña ya iba para afuera, pero al oír los gritos de la mamá, como era una niña especial, se regresó y se refugió”, detalló.

Al presenciar la desesperación de la mamá de Ashley, Jorge Contreras intentó ingresar a la estructura en llamas para rescatarla, sin embargo, el fuego y las altas temperaturas lo imposibilitaron.

“Ya no pudimos sacar a la última niña, solo alcancé a entrar a la mitad de los cuartos, no se pudo entrar, te regresa el fuego, se siente el calor; ella, del mismo susto, se metió más, no se alcanzaba a mirar, ni con las cobijas se podía entrar”, declaró. 

A un día del siniestro, los colonos de la cuartería afectada regresaron a limpiar el sitio, en el cual únicamente quedó en pie un área de juegos infantiles en la que Ashley y sus hermanos convivían con otros niños.

“Aquí se la pasaban, era su área de juegos, venían los otros niños del comedor, siempre estaban aquí”, explicó Jorge.

Peritos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana quedaron a cargo de determinar el origen y causa del incendio.

En esta nota

Comentarios