No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Investigan posible ejecución sumaria por parte de policías municipales

El informe proporcionado por elementos policiales sobre la detención y muerte de un presunto secuestrador difiere de las investigaciones a cargo de la Fiscalía.

Avatar del

Por Ángel González

Investigan posible ejecución sumaria por parte de policías municipales(Banco Digital)

Investigan posible ejecución sumaria por parte de policías municipales | Banco Digital

TIJUANA, B.C.- El Informe Policial Homologado proporcionado por elementos de la Policía Municipal que participaron en la detención y muerte de Roberto Alfondo Bravo difiere de las investigaciones a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE).

A las 2:00 horas del 24 de mayo, personal de la Fiscalía acudió a la vía rápida Alamar, donde se reportó el fallecimiento de un hombre, presunto secuestrador, que fue abatido por agentes de la Policía Municipal, a la altura de la Central Camionera.

En el lugar, los agentes de la Unidad Estatal de Investigación ingresaron al área de la canalización y encontraron a un hombre sin vida, con múltiples impactos de proyectil de arma de fuego.

Tras el procesamiento de la escena, el cadáver fue trasladado a las instalaciones de Servicio Médico Forense, donde fue identificado como Roberto Alfonso Bravo Reyna, de 28 años.

En la necropsia, se descubrió que Bravo Reyna sufrió 17 heridas provocadas por proyectil de arma de fuego.

Presunta privación de la libertad

En su Informe Policial Homologado (IPH), los seis agentes que participaron en la intervención de Roberto Alfonso detallaron que el hecho inició desde las 1:00 horas, cuando una patrulla circulaba por el bulevar Altiplano, en la colonia del mismo nombre.

En la intersección con la calle Apolo Romeo, los oficiales detectaron un vehículo tipo “pick up”, color guinda, modelo Toyota Tundra, el cual circulaba a exceso de velocidad y sin respetar los señalamientos de tránsito.

Según el IPH, los agentes le marcaron el alto al conductor de dicho carro, sin embargo, hizo caso omiso y aceleró la marcha, por lo que se inició una persecución que se extendió a la vía rápida Alamar.

A la altura de la Central Camionera, añadió el IPH, el vehículo se detuvo y un hombre, Roberto Alonso Bravo Reyna, descendió del mismo, presuntamente con un arma de fuego en la mano.

Los oficiales relataron que el hombre les disparó en múltiples ocasiones y trató de huir a la canalización, donde fue perseguido a pie por los agentes.

Uno de los policías, identificado como Salomón, ingresó también a la canalización y fue presuntamente lesionado en el brazo derecho.

Otro de los policías, identificado como Alejandro, entró al canal y presuntamente al ver a su compañero lesionado, detonó su arma de fuego en contra de Roberto Alonso en dos ocasiones y momentos más tarde otras diez.

A la llegada de la Fiscalía General del Estado, los policías municipales aseguraron que la víctima llevaba a dos personas, un hombre y una mujer, dentro del automóvil, las cuales minutos antes fueron privadas de su libertad.

Avance en investigaciones

El Fiscal Central de la Fiscalía General del Estado, Hiram Sánchez Zamora, reveló que los primeros datos de las investigaciones desmintieron la versión los policías municipales sobre cómo se desarrollaron los hechos.

“No iban en posesión de ninguna arma ni nada ilícito”, explicó.

Además, las entrevistas realizadas a las dos personas que iban en el automóvil confirmaron que no se trató de una privación ilegal de la libertad, sino que eran amigos de la víctima.

En esta nota

Comentarios