No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Regresan a clases con sana distancia en San Diego

Algunas escuelas retomaron clases presenciales como en la primaria ‘St. Charles’ en la que la ‘nueva normalidad’ les ha impuesto nuevas reglas de salud y convivencia.

Avatar del

Por Ana Gómez Salcido

Un escudo protector cubre el frente de los mesabancos de cada estudiante y cuenta cada uno con un ‘kit’ de limpieza.(Ana Gómez Salcido)

Un escudo protector cubre el frente de los mesabancos de cada estudiante y cuenta cada uno con un ‘kit’ de limpieza. | Ana Gómez Salcido

SAN DIEGO.- Un gel anti-bacterial, una caja de pañuelos y un escudo protector forman parte hoy del área de estudio de cada estudiante en la primaria “St. Charles”, al Sur del Condado de San Diego, como parte de la “nueva normalidad” de las escuelas locales.

Los casi 200 estudiantes de esta institución católica y privada, al otro lado de la frontera de Tijuana, pueden optar por la educación a distancia desde sus hogares o acudir a la escuela dos, tres o los cinco días de clases, explicó la directora del plantel, Sylvia Benning.

La mayoría de los alumnos acude a clases a las instalaciones, aseguró Benning, y aproximadamente un 20% de ellos prefiere continuar con la educación a distancia.

Del total de estudiantes que han optado por la educación a distancia, dijo, residen en Tijuana.

Problemas de cruce

Expuso que en la primera semana de clases presenciales, en septiembre pasado, algunos estudiantes tuvieron problemas en el cruce fronterizo de Tijuana a San Diego, situación que resolvieron enviándoles una carta de la escuela a los padres de familia para demostrar que el plantel contaba con clases presenciales.

Antes de ir al salón deben lavarse las manos.

Entre las excepciones a las restricciones restricciones impuestas en los cruces fronterizos se incluyen los de las personas que acuden a la escuela, confirmó la directora interina de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en San Diego, Anne Maricich, a través de su cuenta de Twitter, el pasado 5 de septiembre.

De acuerdo a las autoridades del Condado de San Diego, las pautas para la reapertura de las escuelas son elaboradas por el estado y publicadas en su sitio web de Covid-19, y cada distrito escolar desarrolla su propio plan de reapertura segura.

Entre las pautas estatales, se incluye que el condado en el que se encuentre el distrito escolar, debe estar en el nivel sustancial o color rojo por lo menos por dos semanas, en el que se encuentra actualmente el condado de San Diego, de acuerdo a la última actualización de coronavirus.

La primaria de “St. Charles” es una de las 39 escuelas primarias y secundarias parte de la Diócesis Católica de San Diego, la cual cuenta con alrededor de 13 mil estudiantes, señaló la vocera de la organización, Aida Bustos.

 Los bebederos están temporalmente inhabilitados. 

Cambian las reglas

Bajo las nuevas pautas para evitar la propagación del coronavirus, los estudiantes desde preescolar hasta el octavo grado en “St. Charles” llegan cada día acompañados por sus padres de familia, y entran en automóvil a la escuela, mencionó Benning, antes podían llegar caminando pero ya no.

A los padres de familia se les pregunta cada día, si sus hijos presentan algún síntoma relacionado al covid-19, se les toma la temperatura y es hasta entonces cuando pueden bajar del automóvil.

Inmediatamente después los estudiantes tienen que ir a uno de los múltiples lavamanos colocados afuera de los salones de clases, para lavarse las manos antes de entrar a su salón, dijo Benning.

Además, todos los estudiantes y maestros deben usar cubrebocas en todo momento, sólo en excepción cuando están sentados comiendo en uno de los comedores de la escuela que están marcados para el distanciamiento social, recalcó Benning, y donde sólo se permite a dos estudiantes por cada mesa, y en lados opuestos.

La directora comentó que incluso cuando los estudiantes están en su tiempo de recreo al aire libre, deben usar su cubrebocas, y sólo si realizan alguna actividad deportiva intensa en su clase de educación física pueden estar sin cubrebocas, pero con unos 3.6 metros de distancia de cada estudiante.

Rediseñan espacios

Por otro lado, dentro de los salones, se pueden observar cómo los escritorios están separados, y cómo los estudiantes desde el quinto grado tiene cada uno sus propias computadoras para realizar todos los trabajos escolares desde el salón, al mismo tiempo que los estudiantes en casa están conectados por medio de la plataforma de Zoom, y pueden verse todos unos a otros.

En una de las clases en la que esta casa editorial pudo observar, se vio a la maestra de sexto grado en “St. Charles”, Dora Islas, mientras respondía a preguntas de sus alumnos con clases a distancia, y al mismo tiempo les respondía a los menores presentes dentro del salón de clases.

“Obviamente que hemos tenido unos retos bastante fuertes, pero con la gracia de Dios hemos podido sobrepasar, lo más difícil es tener el entendimiento si los niños están verdaderamente captando los conceptos nuevos que se les está dando, también cuando se les da un examen, si de verdad están aprendiendo”, comentó Islas, quien tiene 30 años como maestra en “St. Charles”.

La profesora señaló que ha visto a los estudiantes muy contentos con el regreso a las clases presenciales en la escuela.

“Ellos han encontrado esperanza al ver a sus compañeros que tanto deseaban verlos. Yo lo veo como una cosa muy positiva que estén aquí en la escuela”, expresó.

La directora agregó que las clases a distancia han sido una gran ventaja ya que los alumnos si tienen que faltar a la escuela, pueden seguir con sus clases en línea.

Si algún alumno muestra cualquier síntoma relacionado al coronavirus, incluyendo desde un dolor de estómago, el protocolo es que sus padres vayan a recogerlo y que permanezca en casa por 10 días, dijo Benning.

Si el alumno quiere regresar antes, tiene que realizarse una prueba de coronavirus, y si es negativa, puede regresar a los tres días, especificó Benning, y la mayoría decide tomar los 10 días en casa, siguiendo las clases a distancia.

Bustos mencionó que un estudiante de esta escuela dio positivo al coronavirus, desde que el plantel reinició con sus clases presenciales, el pasado 3 de septiembre, y que ninguna escuela de la Diócesis Católica del Condado de San Diego ha tenido ningún brote de este virus.

Además, Bustos agregó que la escuela “St. Charles” que tiene 73 años en San Diego, al igual que el resto de las instituciones bajo la Diócesis Católica del Condado de San Diego permanecen todo el año abiertas a inscripciones.

En esta nota

Comentarios