Estilos

La Reina Isabel II, desolada tras la muerte de otro de sus perros

Avatar del

Por Tomada de la Red

La Reina Isabel II, desolada tras la muerte de otro de sus perros

La Reina Isabel II, desolada tras la muerte de otro de sus perros

Siempre ha sido una Reina muy apegada a sus perros. Isabel II ha criado a 14 generaciones de corgis, una de las razas más antiguas de Reino Unido, que han campado a sus anchas en el Palacio, bajo la atenta mirada de un mayordomo 24 horas al día y los ojos de la monarca. Consentidos hasta el extremo, comían en cuencos de plata y porcelana y cada uno tenía un menú específico adaptado a sus necesidades.

Pero poco queda de aquellos tiempos en los que la ristra de perros se paseaba alegremente por los pasillos a la caza de algún trabajador al que hincar el diente, pues eran famosos también por sus malas pulgas. El pasado mes de abril fallecía el último de esta raza legendaria, Willow, cuyos restos ya descansan en un cementerio que hay reservado para ellos en el castillo de Balmoral.

Tan solo unos meses de ese final de una era, la Reina Isabel II acaba de perder a otro de sus perros, Whisper, un cruce de doce años, al que adoptó después de que su dueño falleciese hace dos años. En poco tiempo se hicieron inseparables, le seguía por cada habitación del Palacio de Buckingham.


Whisper fue un amigo muy fiel de la Reina Isabel II. La siguió a todas partes. La reina estaba muy apegada al perro desde que lo adoptó en 2016», dice una fuente al «Daily Mail». Enfermó hace unas semanas y falleció hace seis días en el Castillo de Windsor por razones desconocidas todavía, aunque el resto de perros de la Reina han tenido problemas con el cáncer. Menos mal que todavía le quedan dos dorgis, Candy y Vulcan.
En esta nota
  • Mascotas

Comentarios