Espectáculos Local

Ilumina 'El Sol' al Valle de Guadalupe

Avatar del

Por José Ibarra

Ilumina 'El Sol' al Valle de Guadalupe

Ilumina 'El Sol' al Valle de Guadalupe

La expectativa era negativa entre algunos asistentes y es que había cancelado otras presentaciones, se habían difundido rumores sobre una posible recaída en adicciones o la sensación de un desplante que lo hiciera retirarse apresuradamente del escenario, pero no, Luis Miguel ofreció un concierto de más de dos horas en el Foro Santo Tomás del Valle de Guadalupe.

En contraste con anteriores veladas, el llamado Sol de México iluminó con su voz al Municipio de Ensenada, y aunque intercambió pocas palabras con el público se le vio cómodo cantando en el ambiente de la vid y el vino.

“Si te vas” fue la primera canción que interpretó, seguida de “No sé tú”, “Fría como el viento” y otros fragmentos de sus éxitos que integró en un popurrí para beneplácito de los fanáticos que esperaban sus melodías favoritas.

Al principio batalló para alcanzar algunas notas, pero a medida en que el concierto avanzó Luis Miguel calentó garganta y terminó impresionando al público con sus interpretaciones.

Enloquecen con ‘Culpable o no’
Algunas de las canciones más gustadas fueron “Entrégate”, “Hasta que me olvides”, “La incondicional” y “Culpable o no”, inclusive en esta última preguntó “¿Se la saben?”, lo que generó un grito impresionante del público pues fue una de las piezas más relevantes en la serie autobiográfica que lanzó Netflix para catapultar de nuevo la carrera del artista.

La primera parte del concierto concluyó después de una hora y luego regresó sin saco y sin la corbata negra que lo identifican. Ya únicamente con chaleco negro y camisa blanca, acompañado de música de piano, cantó varios de sus “Romances”.

Suena el mariachi
Para la tercera etapa, “El Sol” se hizo acompañar del mariachi lo que levantó el ánimo de los asistentes con canciones como “La bikina” o “Sabes una cosa”.

Después de esa tanda y tras haber transcurrido más de una hora con 50 minutos, algunos creyeron que el concierto había concluido, pero Luis Miguel regresó con el mismo pantalón negro aunque ahora únicamente con camiseta de color negro y manga corta.

Una última ronda de canciones de 20 minutos fue el plus que terminó por cautivar al público, con temas como “Suave”, “Decídete”, “Ahora te puedes marchar”, “Isabel” y “La chica del bikini azul”.

El concierto finalizó con el agradecimiento de Luis Miguel a Ensenada y a Tijuana, así como a los músicos que lo acompañaron durante las dos horas con 10 minutos en el Valle de Guadalupe.

LOS PEQUEÑOS DETALLES
- Siempre tuvo el micrófono en una mano y el sensor del chícharo en la otra mano.
- En la última etapa del concierto una mujer subió al escenario y le entregó un cuadro.
- Se comunicó con su staff a través de señas y se monitoreó mediante las pantallas en el escenario.
- Ya no baila o tira la patadita pero sus movimientos siguen cautivando al público femenino.
- Entre el público figuraron personajes de la política, tanto a nivel local como nacional.
En esta nota

Comentarios