Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Reapertura fronteriza

Clima Tijuana

Vacunación contra Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dan testimonio mujeres de pueblos originarios de BC en el Cecut

El deambular por la península, las nevadas en la sierra, la comida, la tradición recolectora, el trabajo alfarero, las enseñanzas generacionales, la visión del universo, las costumbres que hacen único el comportamiento cotidiano que va desde el orden y disposición habitacional hasta el aseo personal, fueron contados en 1997.

Avatar del

Por Redacción

El libro que contiene este trabajo se titula “Ni muy tristona, ni muy tristona… Testimonios de mujeres paipai y kumiai de Baja California” y fue presentado en la Sala de Video del Cecut(Cortesía)

El libro que contiene este trabajo se titula “Ni muy tristona, ni muy tristona… Testimonios de mujeres paipai y kumiai de Baja California” y fue presentado en la Sala de Video del Cecut | Cortesía

Con las entrevistas hechas en 1997 a distintas mujeres pertenecientes a comunidades originarias de Baja California, el historiador Mario Alberto Gerardo Magaña Mancillas consiguió visibilizar las costumbres, tradiciones y la concepción del mundo que los primeros pueblos de la región defienden a diario.

El libro que contiene este trabajo se titula “Ni muy tristona, ni muy tristona… Testimonios de mujeres paipai y kumiai de Baja California” y fue presentado en la Sala de Video del Centro Cultural Tijuana, organismo de la Secretaría de Cultura, en el marco de la 37 FLT.

La investigadora Olga Lorenia Urbalejo Castorena habló de esta segunda edición del libro y explicó: “Sobre los mundos de los indígenas peninsulares conocemos apenas la punta del iceberg, sabemos que llegaron a estas tierras hace unos 10 mil años, desplazándose por el corredor formado por el río Colorado y las sierras de Juárez y San Pedro Mártir; al encuentro con los españoles emergieron diferencias en los modos de vida y se volvieron ‘los otros’ frente a la conquista espiritual y territorial”.

“Las historias de vida de estas mujeres permiten conocer, a quienes estén interesados en la temática indígena, la historia de los primeros pobladores, a partir de sus prácticas socio-culturales y de su cosmogonía, consolidando la persistencia de la memoria; así, Magaña contribuye a coproducir la vida en forma de historia contada”, señaló Urbalejo, quien fue alumna del autor.

Doña Francisca Ochoa Montaño, paipai de San Isidoro; doña Anacleta Albánez Higuera paipai de Santa Catarina; doña Ernestina Albañez Vega, kumiai de La Huerta; doña Manuela Aguiar Carrillo, paipai de Santa Catarina, y doña Teodora Cuero Robles, kumiai de La Huerta, son las mujeres entrevistadas.

Norma del Carmen Cruz González, quien fue asesorada en varias trabajos académicos por Magaña Mancillas, habló de este trabajo de investigación señalando la importancia de que la sintaxis y la construcción del discurso de estas mujeres en un idioma como el castellano, que no era su lengua materna, se haya conservado; “se mantuvieron incluso las muletillas que ellas usaban, algo que dificulta la lectura al principio, pero que a medida que se avanza permite entender su forma de pensamiento de estas mujeres”.

El deambular por la península, las nevadas en la sierra, la comida, la tradición recolectora, el trabajo alfarero, las enseñanzas generacionales, la visión del universo, las costumbres que hacen único el comportamiento cotidiano que va desde el orden y disposición habitacional hasta el aseo personal, fue trasmitido en absoluta confianza por estas mujeres al investigador en forma de entrevistas, resumió Cruz González.

“Este trabajo fue muy significativo para mí, me mostró como historiador que la vida es impresionante” explicó en su participación Magaña Mancillas, al revelar que las cinco mujeres han muerto, y al reiterar la convicción que tuvo de no hacer una investigación de rigor ortodoxo, sino un acercamiento intuitivo a las mujeres de estos pueblos, de las que quiso revalorar su liderazgo en las comunidades.

“El libro busca aportar el testimonio de cinco mujeres magnificas”, explicó finalmente el historiador, quien decidió titular este trabajo con una expresión de doña Francisca, misma que conservó sin modificaciones tal y como la expresó ella hace 22 años: “Pues no, ni muy tristona, ni muy tristona, pues a lo menos yo he pasado una vida poco más o menos, pero era aguzada”, concluyó Alberto Gerardo Magaña Mancillas

El programa completo de la 37 Feria del Libro de Tijuana está disponible en el sitio: www.feriadelibrotijuana.com.

Para conocer el resto de nuestras actividades puede consultar www.cecut.gob.mx, www.mexicoescultura.com o www.facebook.com/cecut.mx.

En esta nota

Comentarios