Ensenada El descubrimiento permite desarrollar un plan de conservación

Redescubren en San Quintín especie

Avatar del

Por Jayme García

Redescubren en San Quintín especie

Redescubren en San Quintín especie

La rata canguro de San Quintín (Dipodomys gravipes) en Baja California, había sido vista por última vez en 1986, siendo considerada especie en riesgo, sin embargo, la organización sin fines de lucro Terra Peninsular e investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego la han redescubierto.

Se encontró en las reservas naturales Valle Tranquilo y Monte Ceniza, la primera ubicada en El Rosario y la segunda en la bahía de San Quintín, estos sitios son manejados por Terra Peninsular A.C. y están certificados como Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC) por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) con lo cual se protegerá el futuro de la especie dentro de esas áreas.

La especie se encuentra enlistada bajo categoría de riesgo por la Semarnat y fue catalogada como un ejemplo de la extinción moderna debido a la expansión agrícola, ya que en las últimas décadas San Quintín se ha convertido en un gran centro agrícola donde grandes áreas de hábitats nativos se han transformado en plantíos e invernaderos para tomates y fresas.

A pesar de la exhaustiva búsqueda y monitoreo realizado a través de los años, no se mostraban señales de la presencia del animal, hasta el verano de 2017 cuando el experto en mamíferos del Museo de Historia Natural de San Diego, Scott Tremor, y la investigadora asociada, Sula Vanderplank, se encontraban en campo realizando monitoreo de rutina de comunidades de mamíferos pequeños.

Aun habiendo leído las notas de campo de décadas pasadas y estando conscientes de la presencia de la rata canguro en el área, se sorprendieron al encontrar cuatro individuos mediante técnicas de investigación tradicionales y trampas.

Esta especie mide aproximadamente 12.7 centímetros de largo y tiene un mechón oscuro en el extremo de la cola, es un herbívoro que vive en tierras bajas áridas y obtiene su nombre de las largas patas posteriores que impulsan al animal en largos rebotes, similar a un canguro, además, es más grande que otras ratas canguro de la región.

“Este descubrimiento no es solo un ejemplo perfecto de la importancia del trabajo de campo para la historia de la naturaleza, sino que también tenemos la oportunidad de desarrollar un plan de conservación basado en nuestros descubrimientos”, dijo Tremor.
En esta nota
  • Rata canguro
  • San Quintín

Comentarios