No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ensenada

'Inundan' baches calles de Ensenada

Pasadas administraciones municipales las ‘dejaron caer’, señalan representantes de diversos sectores, y el actual Gobierno no tiene un plan para una pronta solución.

Avatar del

Por Jayme García

La calle Zertuche en Valle Dorado es un claro ejemplo de las malas condiciones en que se encuentran las vialidades en el Puerto.

La calle Zertuche en Valle Dorado es un claro ejemplo de las malas condiciones en que se encuentran las vialidades en el Puerto.

Ensenada, BC.- Empresarios, ciudadanos y funcionarios coinciden en que las calles de la ciudad de Ensenada se encuentran en su peor momento debido al descuido de administraciones pasadas y la falta de atención y un programa por parte del Ayuntamiento actual que encabeza Armando Ayala Robles.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE), Carlos Ibarra Aguiar, consideró que las últimas administraciones hicieron de lado el tema de bacheo y dejaron la ciudad en descuido total.

“La crisis es demasiado, se han estado reparando algunas calles pero desafortunadamente no se puede percibir el avance por los daños que tiene la ciudad, definitivamente no se le dio mantenimiento, lo que ha provocado que esté completamente destrozada”, apuntó.

“Es tanto el daño en todas las calles, desde los fraccionamientos y colonias de todos los estratos, que a los carros les truenan las llantas y las suspensiones”, apuntó.

El empresario dijo que una opción sería implementar un bacheo de emergencia, es decir, tapar los hoyos con un material más económico y que tiene una duración de aproximadamente seis meses, pero que al menos frenaría por un tiempo el número de accidentes y automóviles dañados.

“Esto no es la solución definitiva pero podría aminorar un poco el daño para efectos de emergencia, yo creo que más de un 80% de la ciudad está destruida, muchas veces pasas por calles que están llenas de hoyos y no sabes por dónde atinarle”, declaró.

El presidente del CCEE planteó que para verdaderamente tener unas calles en óptimas condiciones, la inversión sería muy fuerte, ya que hay vialidades donde prácticamente se debe empezar desde cero.

Además de los daños ocasionados a los automóviles, los baches también se han convertido en un riesgo para los conductores, expuso, ya que en los últimos meses se han registrado más accidentes de tránsito.

“A veces esquivamos por reacción para no caer en el bache y no alcanzamos a fijarnos que viene otro carro enseguida o por el jalón que le pegamos al volante y la falta de pericia de la mayoría de la gente vas y te estrellas con algún otro carro”, detalló.

Problema de difícil solución

Por su parte, el regidor Miguel Orea Santiago, consideró que de acuerdo a las proyecciones del 23 Ayuntamiento de Ensenada, el problema no se resolverá a corto plazo.

“No pinta muy bien, la proyección que se hace de acuerdo a los números que presenta el Ayuntamiento, aproximadamente son 2 millones 600 mil metros cuadrados de vialidades destruidas y se está planeando con todas las inversiones estatales y municipales resolver alrededor de 500 mil metros cuadrados, con lo que de entrada nos dicen que no se va a resolver”, señaló.

El funcionario opinó que el actual ayuntamiento no ha realizado un esfuerzo extraordinario, simplemente está siguiendo la misma ruta de gobiernos anteriores.

“A pesar de que mencionan que es un bacheo histórico yo no veo las ganas de que se pueda resolver, creo que los problemas de la ciudad en el tema de bacheo requieren de un liderazgo, ponerse al frente de la mano con la sociedad”, enfatizó.

El regidor señaló que actualmente hay un gran número de ciudadanos que realizan trabajos de bacheo con materiales de baja calidad pero con el fin de aminorar el problema temporalmente.

“Es penoso porque esas personas que lo están haciendo, que aunque reciben una retribución, yo dudo que sea para volverse ricos o un negocio efectivo, es penoso que el ciudadano ponga el ejemplo tapando los hoyos con bote y pala, nos demuestran el liderazgo que carece en el Ayuntamiento”, declaró.

Bajan ventas hasta 50%

Además de afectar a los automovilistas, los baches que proliferan en la ciudad han afectado las ventas de los negocios, ya que la gente evita transitar por las zonas afectadas, asegura el presidente de Canaco Ensenada.

“A los que más les ha pegado es a los comercios ya  los restaurantes, los consumidores siempre van a preferir ir a los lugares a donde menos batallen, y el llevar su carro a una zona donde la calle está destrozada pues prefieren no ir a ese lugar para que no les termine costando más cara la reparación de su vehículo”, explicó Jorge Menchaca Sinencio.

El empresario dijo que en el caso de los restaurantes o pequeños negocios de alimentos ha sido bastante complicado salir adelante, ya que comúnmente la gente intenta tapar los baches con tierra, piedras y hasta basura, dando muy mala imagen a la zona  y poniendo en riesgo la inocuidad de los alimentos.

“Cada vez que pasa un carro levanta la tierra y esto ocasiona que se vaya hacia los alimentos, y eso disminuye la clientela rotundamente al punto de terminar cerrando los negocios que se dedican al ramo de alimentos y que tienen un bache enfrente, hemos visto situaciones en las que los vecinos le echan tierra al bache y el dueño del restaurante sale a quitarla”, detalló.

Menchaca Sinencio dijo que al daño tan severo que registran las vialidades, se suma el problema del alcantarillado, con una antigüedad de más de 40 años y al que no se le han invertido recursos.

“La pura reparación de la calle Segunda por el alcantarillado costó más de un millón de pesos, cuando se arregla una calle y no se repara la tubería de abajo, se corre el riesgo que en corto tempo la Cespe tenga que romper ese tramo, estamos viendo muchos hundimientos en el pavimento e inclusive en algunos que se acababan de reparar, vemos la ciudad más destrozada que nunca”, lamentó.

La meta son 524 mil m2

El Director de Infraestructura del Ayuntamiento de Ensenada, Jaime Figueroa Tentori, dijo que al inicio de la administración e realizó un análisis de las vialidades y se determinó que las calles dañadas rebasan 2 millones 600 mil metros cuadrados.

“Comenzamos haciendo un plan muy ambicioso con las principales vialidades, por otra parte, el gobierno del estado nos abrió la puerta con  la maquina llamada dragón para empezar a resolver los problemas de manera más rápida porque en cuanto a equipo y herramientas nosotros estábamos en la prehistoria y eso nos ayudó muchísimo”, reconoció.

El funcionario dijo que el gobierno municipal podrá hacer uso del “dragón” hasta agosto con un programa aproximado de 222 mil metros cuadrados de rehabilitación con esa técnica de reciclado y reencarpetado.

“No nos alcanza el tiempo ni el recurso  para darle una solución total al problema, pero nuestro programa es de 524 mil metros cuadrados lo que queremos renovar este año, con este monto estaríamos acabando con una quinta parte del problema que tiene la ciudad, sí es un avance muy importante que la gente lo va a percibir”, afirmó.

Son ‘zonas de desastre’

La zona de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe es una de las que registra mayor daño, con una afectación de cuatro cuadras a la redonda y baches que tienen un diámetro de hasta 3 metros.

Jesús Martín Quiñones es propietario de un negocio de globos en la zona y relató que durante la administración pasada se llevó a cabo el raspado de la calle supuestamente para reencarpetar, sin embargo, no se hizo y ya han pasado dos años.

Mencionó que la afectación es en la Calle Moctezuma, Guadalupe, Espinoza y Floresta, sin embargo los entronques que van hacia la calle Quinta y hacia la calle Séptima también están muy afectados.

“La clientela nos ha disminuido al menos en un 50%, de hecho ya es arranque de época del 14 de febrero y los pedidos de la gente que venía y transitaba por aquí están totalmente muertos desafortunadamente”, lamentó.

Colonia Aviación

En la colonia Aviación se registra una gran cantidad de baches que han sido cubiertos con piedras e incluso material de construcción como concreto debido al hartazgo de los vecinos de la zona.

“Al tramo de la calle Abasolo nunca le han metido mano realmente, hay muchísimos hoyos y están medio tapados pero es porque nosotros entre los vecinos echamos concreto o lo que se pueda, incluso ha habido accidentes porque la gente cae y explotan las llantas”, relató Melissa Martínez, quien es propietaria de una lavandería en la zona.

No obstante, comentó que debido a las malas condiciones de las calles, han bajado considerablemente las ventas en su negocio.

“Los mismos clientes me dicen que si no les urge utilizar el servicio mejor ni pasan por aquí, se ha notado, no puedo decir con números pero entre semana está muy calmado”, señaló.

Colonia Bustamante

A diferencia del caso anterior, en la colonia Bustamante los vecinos han optado por rellenar los baches con tierra, lo que genera una imagen poco higiénica para las calles e incluso problemas de salud para quienes transitan caminando.

“Vienen personas y cubren los baches con tierra para pedir una cooperación, es una muy mala imagen para la calle y la mayoría de la gente intenta sacarle la vuelta a esta calle, a mí recientemente se me descompuso el carro porque caí en un bache bastante hondo y se me cayó la transmisión del carro”, dijo Rosa Amelia Mayora, habitante.

Consideró que el actual Gobierno no ha podido con el problema, ya que al llegar una nueva administración inicia con planes y proyectos nuevos pero no  se le da seguimiento a los problemas ya existentes.

Valle Dorado

Valle Dorado es un fraccionamiento que se caracteriza por sus residencias amplias y áreas verdes, hasta hace unos años era de los más cuidados de la ciudad, pero actualmente también es uno de los más destruidos en cuestión de vialidades.

“Aquí ya se le llama bache dorado, yo tengo aquí 17 años y cada día está peor, a donde vayamos es un desastre, yo quisiera saber quién nos va a pagar tanto desperfecto en los carros y en cuestión física, yo tengo un problema en la columna y dudo que hay médico que nos revise”, reclamó Ana María Gaviño, propietaria de un negocio en la zona

Coincidió en que su negocio  ubicado en el bulevar Zertuche se ha visto afectado, ya que cada vez menos gente transita por esa zona.

“Ese bulevar se ha convertido en una zona comercial, pero tanto a las casas como a los negocios les ha mermado, los clientes ya no se animan a venir porque se les quedan sus carros, ya no son baches son socavones”, comentó.

Zona Centro

Las calles de la zona centro registran diferentes tipos de daños, en algunas se presentan pequeños baches que son esquivados por los automovilistas, en otras es inevitable no caer en uno y hay algunas que son tan grandes que incluso los tapan con una placa metálica temporalmente.

En la calle Obregón hay tantos hoyos que los automovilistas han empezado a transitar muy pegados a la banqueta, lo que ha generado la molestia de los vecinos.

“Es muy lamentable que los carros en lugar de pasar por donde les corresponde, pasan pegados a la banqueta, a mí en lo personal me asusta, al gobierno municipal es inútil estarle pidiendo desde hace varios años, a como está la ciudad no se van a acordar de nosotros, el tiempo y el dinero apenas les va a alcanzar para las calles principales”, consideró.

En esta nota

Comentarios