Ensenada Un grave colapso económico para Ensenada, peor que cuando ocurrió el embargo atunero, se pudiera generar de llegar a implementarse el cierre

En riesgo empresas pesqueras de Ensenada

Avatar del

Por Jayme García

En riesgo empresas pesqueras de Ensenada

En riesgo empresas pesqueras de Ensenada

Un grave colapso económico para Ensenada, peor que cuando ocurrió el embargo atunero, se pudiera generar de llegar a implementarse el cierre para la captura de especies pesqueras en el Golfo de California, con pretextos ambientalistas, advirtió Alfonso Rosiñol de Vecchi, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca).

El empresario dijo que para sorpresa del sector ya se decretó una nueva zona de veda pesquera para la tortuga amarilla, cuando se ha demostrado en infinidad de ocasiones que este quelónido no es afectado por la actividad pesquera.

Ante la inconformidad generada por el sector, dijo que en la visita realizada por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, el pasado lunes 11 de junio en Ensenada, de manera personal le entregó una carta, donde se da a conocer los efectos generados por este tipo de medidas.

La respuesta del ejecutivo de la nación es que se comunicarían con él para dar respuesta al planteamiento. La realidad dijo, es que se han estado tomando este tipo de medidas de establecer un área de reserva tras otra y otra, en forma unilateral por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, sin consulta a los sectores afectados.

Al respecto,aseguró que tampoco se enteran las autoridades de la Comisión Nacional de Pesca, el Instituto Nacional de Pesca o de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

“La sorpresa para todos es igual, sin embargo, el impacto es directo para el sector de manera directa e indirecta para la población en general, derivado a que del rubro pesquero dependen muchas fuentes de empleo”, indicó.

De seguirse ampliando las zonas de protección ambiental en forma unilateral como hasta ahora, en la zona del Golfo de California, declaró que generaría un colapso económico directo para Ensenada.

Con relación a las empresas que dependen de este sector, dijo que las plantas pesqueras que se tienen en Ensenada son entre 30 a 40, de diferentes tamaños, tanto grandes que manejan alrededor 150 empleos, las medianas con entre 40 a 60 y las chicas de entre 15 a 20 trabajadores.

Se considera que son alrededor de 10 empresas las que ya han cerrado, algunas de manera definitiva y otras en forma temporal, desde que comenzó esta serie de afectaciones al sector pesquero, que comenzó con los efectos del Fenómeno del Niño, en especial a la industria sardinera, como en otras pesquerías como sierra, chano, curvina, y merluza.

“Muchas empresas que no cerraron, bajaron la cantidad de empleos de manera drástica, con el mínimo posible para estar abiertas, pero no para procesar pescado”, explicó.

Con relación a los barcos sardineros, dijo que son alrededor de 24, donde los más pequeños manejan 80 toneladas y los más grandes con alrededor de las 200.

Aclaró el representante pesquero que hasta el momento se ignora si se aplicarían en concreto nuevas zonas de restricción en el Golfo de Cortés para la captura de pesca, pero hay rumores en ese sentido que se han manejado a través de medios masivos de información.

Se habla de diferentes medidas, tanto el cierre completo del Golfo, otro es con esta medida pero solo en las costas pegadas a Baja California, pero sin afectar las de Sinaloa y Sonora. Otro planteamiento es el Golfo y un pedazo del área del Pacífico, mientras que en una cuarta opción más se incluye todo el Pacífico hasta la zona de Punta Colonet.

Recordó que cualquiera de estas medidas afectaría de manera drástica al sector pesquero que no captura solo alrededor de la ciudad de Ensenada, sino que incluye a todas las zonas que se acaban de mencionar.

Alfonso Rosiñol, habló de los intereses que están tras declaratorias de veda de capturas, al conocerse que en la zona del Golfo de Cortés existen yacimientos tanto de gas natural y metano que existen en el fondo del Golfo.

“Lo que se aprecia con lo anterior, es una intensión de querer sacar a los pescadores de estas áreas, para poder realizarse de manera abierta la extracción de estos recursos naturales sin nadie que los mire”, planteó.

En el ámbito de la especulación, declaró que hay minerales que se ocupan para el desarrollo de nueva tecnología en tabletas y teléfonos, que se conoce se han encontrado en el Estado y que también pudieran encontrarse en estas áreas, agregó.

En esta nota

Comentarios