No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ensenada

Continúan reparando calles con ‘El Dragón’ en Ensenada

La máquina actualmente trabaja en avenida Riveroll y calle 10 con un avance de 15 mil 500 metros cuadrados únicamente en esa calle. 

Avatar del

Por Jayme García

La delegada de Sidurt en Ensenada, Edith Adriana Méndez Martínez, supervisó los trabajos hechos con el "dragón".(Jayme García)

La delegada de Sidurt en Ensenada, Edith Adriana Méndez Martínez, supervisó los trabajos hechos con el "dragón". | Jayme García

Ensenada, BC.- Con la maquinaria conocida como “Dragón”, la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (Sidurt) ha logrado rehabilitar aproximadamente 75 mil metros cuadrados, mediante un proceso en el que se reutiliza el asfalto viejo y se coloca una capa de asfalto nuevo. 

La delegada de Sidurt en Ensenada, Edith Adriana Méndez Martínez, informó que la máquina actualmente trabaja en avenida Riveroll y calle 10 con un avance de 15 mil 500 metros cuadrados únicamente en esa calle. 

“El procedimiento de la máquina es muy sencillo, primeramente se hacen labores de bacheo porque en la calle no debe haber ningún bache, pasan las barredoras porque la calle debe estar sumamente limpia para poder iniciar el proceso, pasa un camión que va precalentando el asfalto para ablandarlo”, detalló. 

Una vez caliente el asfalto, se va levantando y se le adiciona una emulsión  que hace que el asfalto viejo se renueve y posteriormente se pone una capa de mezcla asfáltica nueva de aproximadamente 2.5 centímetros. 

“Se van extendiendo las dos capas, después de esto vienen los rastrilladores, manualmente van moviendo el asfalto para perfeccionar las puntas porque tiene que quedar casi al mismo nivel del otro asfalto, después de eso pasa la plancha y va aplanando la mezcla, después pasa el rodillo y cierra completamente el poro para que quede una superficie lisa e impermeable”, explicó. 

La funcionaria dijo que estos trabajos garantizan una durabilidad de tres a cinco años, dependiendo del mantenimiento que se le dé. 

“No es una estructura nueva desde abajo pero nos va a garantizar tener las vialidades en buenas condiciones, lamentablemente no hay esa cultura de estar previniendo el bache, se deja crecer hasta que ya es un socavón y cuesta más caro repararlo”; señaló.  

En esta nota

Comentarios