No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ensenada

Dan 37 años de prisión a asesinos de Amairani Castro

La pareja homicida cometió el crimen hace casi 5 años, en diciembre de 2015.

Avatar del

Por Jayme García

Amairani, era originaria de la ciudad de Tijuana y estudiante de la escuela de Gastronomía de la Universidad Autónoma de Baja California en Ensenada..(Cortesía)

Amairani, era originaria de la ciudad de Tijuana y estudiante de la escuela de Gastronomía de la Universidad Autónoma de Baja California en Ensenada.. | Cortesía

ENSENADA, B.C.- La Fiscalía General del Estado (FGE), logró sentencia condenatoria de 37 años y 7 meses de prisión, en contra de Gilberto Román Javier Delgado y Cynthia Arabela Ochoa Venegas por homicidio calificado y robo con violencia, en agravio Amairani Judith Castro Sánchez, de 20 años de edad.

Ambos fueron condenados además al pago de 15 días multa, así como 705 mil 206 pesos por la reparación del daño a favor de los deudos.

Los ahora sentenciados de manera conjunta y dolosamente, previo acuerdo de voluntades, robaron dinero y otras pertenencias a la ofendida, a quien maniataron y privaron de la vida al provocarle una herida punzocortante en el abdomen.

Amairani, era originaria de la ciudad de Tijuana y estudiante de la escuela de Gastronomía de la Universidad Autónoma de Baja California en Ensenada.

La sentencia de los asesinos de la estudiante de la UABC fue leida en audiencia.

Fue localizada sin vida, el 11 de diciembre de 2015, en el departamento donde residía, ubicado en calle Novena #940, de la zona centro.

Gilberto Román, quien había sido su compañero de trabajo en una pizzería, esa madrugada acudió en compañía de Cynthia al departamento de la ofendida para pedirle asilo, manifestando que tenían hambre y no contaba con dinero para comprar comida o rentar un cuarto donde pasar la noche.

La joven les dio comida y permitió que durmieran en la sala, en la mañana cuando pretendía ir a la escuela les pidió que se retiraran, pero fue privada de la vida por la pareja, quienes se apoderaron de una tarjeta de crédito, una computadora y una televisión.

En esta nota

Comentarios