No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero BC

Afecta a vendedores de la ‘línea’ el temor por el coronavirus

Los viajeros se sienten inseguros sobre la procedencia de los alimentos, dicen comerciantes.

Avatar del

Por Alejandra Pérez

Afecta a vendedores de la ‘línea’ el temor por el coronavirus(Alejandra Pérez)

Afecta a vendedores de la ‘línea’ el temor por el coronavirus | Alejandra Pérez

TIJUANA, BC.- La pandemia del Covid-19 junto con las restricciones para cruzar la frontera de Sur a Norte han afectado a los vendedores ambulantes de la garita de San Ysidro, sus ventas han bajado por la inseguridad de los viajeros sobre la procedencia de los alimentos.

Esaú Olvera, trabajador de ‘Burritos Netos’, comentó que el negocio tiene 15 años ubicado en la línea, de los cuales él ha colaborado ocho años, y que como en cualquier negocio tienen altas y bajas.

“No es tanto la fila que esté larga, es la gente también, mucha gente tiene miedo de comprar que por equis cosa. Me ha tocado que no te dejan ni tocar el carro, literal, literalmente con una servilleta agarran el carro”, apuntó.

El comerciante Martín González, explicó que el negocio de nieves que trabaja es de su papá y desde hace 15 años le ayuda; sus ventas han ido a la baja, al ser menos personas las que cruzan.

“Tardan mucho los carros en pasar, y ya cuando llegan contigo ya consumieron producto más arriba, si han estado muy lentas las ventas porque está muy lenta la fila”, señaló.

Por otra parte, los ambulantes ubicados arriba del puente, su demanda ha sido menos afectada; es el caso de Maura Reyes, que vende Clamatos y bebidas refrescantes, consideró que sigue normal la situación.

Aunque la tardanza en las filas le afectan porque los viajantes piensan que no hay un baño y por consiguiente evitan consumir productos líquidos, y entre más avance la fila es mejor para ella.

Julián Leal, otro ambulante en esta zona, manifestó que sus ventas sólo fueron afectadas al inicio de la pandemia, pero repuntaron cuando la gente volvió a salir.

“Pero no es lo mismo, porque la gente no tiene mucha confianza al abrir o entregar dinero, o pedir las cosas pues. Cuando están largas las filas si nos beneficia”, explicó.

Todos los vendedores tienen en común el problema de la confianza de los consumidores, debido al Covid, lo cual ha afectado en distintos grados a sus negocios.

En esta nota

Comentarios