No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Vergüenza debería darnos

Hoy ya sabemos quiénes encabezarán los gobiernos, estatal y municipales, por supuesto quiénes serán mayoría en el Congreso de Baja California, a modo de la virtual gobernadora, Marina del Pilar Ávila Olmeda, quien se siente orgullosa por haber ganado la elección con tan sólo el 13 por ciento del listado nominal oficial.

Por Cosme Collignon

Hoy ya sabemos quiénes encabezarán los gobiernos, estatal y municipales, por supuesto quiénes serán mayoría en el Congreso de Baja California, a modo de la virtual gobernadora, Marina del Pilar Ávila Olmeda, quien se siente orgullosa por haber ganado la elección con tan sólo el 13 por ciento del listado nominal oficial.

Orgullosa, nerviosa, guapa, joven, etc., etc., Marina del Pilar obtuvo menos votos que sus dos antecesores, me refiero a Francisco Arturo Vega de Lamadrid, del PAN y Jaime Bonilla Valdez de Morena. ¿Pero cómo pudo pasar eso?

Según datos del Instituto Estatal Electoral de Baja California y del Instituto Nacional Electoral, en Baja California votó el 38.5 % del listado nominal oficial, LNO. Orgulloso, el Consejero Presidente del IEEBC, Luis Alberto Hernández Morales, dice que superamos el porcentaje de la elección de 2019 en la que votó el 29.8 %.

Amigos lectores, quiero hacer el apunte de que en la elección local de 2013, en la que ganó Kiko Vega, estaban registrados en el listado nominal 2 millones 410 mil 573 ciudadanos, de los cuales votó el 36.77 por ciento, 942 mil 598 votos. Kiko Vega obtuvo 442 mil 868 votos, un 17.27 % del listado nominal. (Datos del PREP)

Seis años después y con la euforia de Morena tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, vino la elección de 2019, el candidato de Morena, Jaime Bonilla Valdez, ganó

la elección con 425 mil 385 votos, de un listado nominal de 2 millones 811 mil 075, lo que representó un 15.13%. Una participación ciudadana del 29.8 %, votos emitidos 840 mil 486. Empieza la caída de votos al ganador de la gubernatura.

En 2021, en una elección concurrente Federal-Estatal, se esperaba un desborde de ciudadanos en las casillas y efectivamente en muchas hubo hasta una hora para votar, sn embargo superamos por 1 punto porcentual la elección de 2013.

Con un listado nominal oficial de 2 millones 919 mil 177 ciudadanos, votó el 38.5%, o sea 810 mil 185. Marina del Pilar Ávila resultó ganadora con un 48.18 por ciento de los que acudieron a votar. Obtuvo 390 mil 421 votos según el PREP, no son resultados oficiales, pero nos permiten visualizar la realidad. Marina del Pilar tuvo menos votos que Bonilla y que Kiko y su porcentaje del listado nominal es del 13.37 por ciento, más bajo que sus dos antecesores. Cabe aclarar que los resultados totales de la elección aún no están disponibles.

Es bonito celebrar, pero más bonito hubiera sido celebrar con números más gruesos, con una mayor participación ciudadana y con más votos recabados por la ganadora a la gubernatura.

Vergüenza debería darnos al ganar el primer lugar en abstencionismo, en la más baja participación ciudadana en los comicios del de junio. ¿De qué sirvieron los miles de spots de radio y televisión con mensajes estúpidos? De nada, no motivaron a la gente, mucho menos a funcionarios de casilla que llegaron tarde a abrirla, otros que no fueron, votantes de todas las edades que simplemente ven a su credencial electoral como un carnet de identidad y no el pase a una casilla a votar. No hay nada que celebrar cuando no se ha vencido al fantasma del abstencionismo, de cada 10 ciudadanos, 6 no acudieron a las urnas

* El autor es periodista independiente.

Comentarios