No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Yo también corro en Tijuana

¿Vas a correr el Maratón?

Con la celebración próxima del Maratón más antiguo de México, el Gobernador de Mexicali ahora llamado Baja California y el anuncio del regreso del Maratón a Tijuana, muchos corredores se han entusiasmado y están planeando participar en estos grandes eventos.

Por German Rodriguez

Con la celebración próxima del Maratón más antiguo de México, el Gobernador de Mexicali ahora llamado Baja California y el anuncio del regreso del Maratón a Tijuana, muchos corredores se han entusiasmado y están planeando participar en estos grandes eventos.

Es necesario recordar para los nuevos corredores que la distancia oficial de un Maratón es de 42 kilómetros con 195 metros, por lo que no es nada fácil cubrir esa distancia.

Siempre es bueno imponerse nuevos retos, pero los que no han corrido todavía el Maratón, es bueno que sepan el tipo de esfuerzo a realizar y el desgaste físico que implica correr tantos kilómetros en un tiempo de entre 3 y 5 horas, por lo que debe haber una buena preparación y considerar varios detalles.

Hay muchos riesgos para corredores que sin entrenar lo suficiente se lanzan a la aventura de correrlo, también para los corredores ya con experiencia y preparación pero que vienen saliendo de alguna lesión, corren enfermos o no se hidratan bien. Los desmayos o colapsos por golpes de calor, hipotermia o deshidratación son frecuentes en los grandes maratones de todo el mundo y en algunos casos más graves, hasta la muerte.

Las personas con más riesgo son las que tienen problemas de diabetes, de riñón, de hipertensión, con obesidad y con edad avanzada y sobre todo los que no tienen la preparación adecuada, además que no se recomienda que lo hagan menores de edad por razones obvias.

Hablando del corazón, es uno de los órganos que más sufren: a más esfuerzo, mayor exigencia cardiaca, por eso al corazón hay que entrenarlo para un esfuerzo tan prolongado.

Otra cuestión son las lesiones derivadas de tantos kilómetros, pues los corredores de maratón están expuestos a lesiones musculares y articulares por los muchos impactos contra el suelo.

Todo esto no es para asustarse, sino para tomar precauciones si se quiere participar. Lo primero es hacerse un examen médico general, luego hay que planificar la preparación con la asesoría de un entrenador o algún corredor con experiencia, lo ideal es iniciar el entrenamiento 6 meses antes de la fecha del evento o 3 si ya se cuenta con un buen tiempo corriendo. Es bueno combinar con trabajo muscular en algún gimnasio y orientación nutricional.

Es necesario acumular kilómetros a la semana de carrera continua, combinando con algunas sesiones de velocidad y fartlek (cambios de ritmos a intervalos) sin faltar sesiones de largas distancias. Hay que ir aumentando poco a poco las distancias e intensidad del entrenamiento, pero siempre hay que tener días de descanso o entrenamientos ligeros, sobra decir lo importante que es la hidratación y alimentación adecuada.

En los entrenamientos, sentir mareos, ganas de vomitar o indisposición son síntomas de alerta, parar o bajar el nivel de ejercicio y además acudir con el médico es lo recomendable.

Pero más que nada la preparación y la competencia hay que disfrutar. Sí, también el esfuerzo, algo de sufrimiento y sacrificio se puede disfrutar, más cuando se cruza la meta cumpliendo con el gran reto.

El reponerse después de haber corrido un maratón es superimportante, bajar el ritmo de entrenamiento y dejar las carreras de fin de semana al menos por un mes, es necesario para dejar que el cuerpo se recupere plenamente.

Comentarios