No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Una visita pendiente

La vida tiene que seguir a pesar de los problemas, la llegada del Coronavirus a México ha provocado una tensión en la población, hablo en general.

Por Cosme Collignon

La vida tiene que seguir a pesar de los problemas, la llegada del Coronavirus a México ha provocado una tensión en la población, hablo en general. Los que tienen un trabajo temen perderlo porque la situación ha obligado a cerrar temporalmente algunos negocios; los que trabajan por su cuenta están en riesgo de no obtener recursos para su familia.

Pero también hay otras personas que han invertido un pequeño capital para comprar artículos y venderlos en los tianguis o mercados sobre ruedas, ya anunciaron algunas autoridades municipales en todo el país que posiblemente tengan que dejar de instalarse. ¿Qué pasará con toda esta gente y sus pocos empleados que tengan?.

Ciertamente no es solo una crisis de salud, también económica que afecta a todos los sectores, habrá empresarios que cuentan con grandes recursos para sortear el vendaval, pero los pequeños empresarios como el que tiene una fonda, una modesta taquería, una pollería o vende tamales en un carrito, ¿Quién lo va a financiar?.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este viernes que se iban entregar préstamos, préstamos, no que se les iba a regalar, hasta 25 mil pesos pagaderos en tres años con abonos de mil pesos mensuales. ¿Cómo harán la selección de estas personas merecedoras de un financiamiento si hay millones en la economía informal?

Este sábado estará en Mexicali López Obrador, una visita que se había pospuesto por “problemas de agenda”, la razón, hace semanas, era verificar la construcción del cruce fronterizo entre Mexicali y Calexico, una obra que inició la administración de Peña Nieto y que pretende concluir López Obrador. El ex secretario de Hacienda había eliminado 80 millones de pesos para esta obra, los diputados de Morena rescataron esta cantidad para continuar la obra, estaba Marina del Pilar Ávila Olmeda todavía como diputada federal. Viene a ver una obra a medias, todavía falta un paso a desnivel para sortear el paso del tren. Mientras, el congreso estadounidense autorizó 90 millones, pero de dólares, para hacer las oficinas nuevas y tumbar el viejo edificio que tienen en el viejo cruce fronterizo de Mexicali-Calexico.

El problema es que ha pedido que sus seguidores no lo vayan a recibir al aeropuerto de Mexicali, bueno es que llega a Mexicali, porque podría llegar a Tijuana. Dijo que si llegaba gente era porque la mandaban los conservadores. Así que los colectivos que lograron ganar en la consulta del fin de semana pasado, absténganse de ir. También dijo que la reunión que sostendrías, con quién sabe quién, sería a puerta cerrada quién sabe dónde, tal vez lo sabremos la mañana de este sábado.

Estará el gobernador, Jaime Bonilla Valdez, su amigo, personaje que ha perdido el amor de los colectivos defensores del agua; la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda; el superdelegado federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, como principales personalidades y por parte de López sus secretarios.

A pesar de los muertos van a destacar que bajaron un porcentaje, también los robos, aunque estemos en primer lugar a nivel nacional en robo de autos. Presumirán la “gran” participación ciudadana en la consulta y la creación de dos enormes albergues para los miles de migrantes centroamericanos que jamás han llegado y por supuesto el cruce fronterizo. Mientras en México millones de ciudadanos comiéndose las uñas por la crisis. Por cierto, no asistirá Gustavo de Hoyos.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios