No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Ideas verticales

Tijuana es la solución

Nuestra joven ciudad de Tijuana es y ha sido durante los últimos 131 años una tierra de oportunidades y gran desarrollo.

Por Jorge Gutiérrez Topete

Nuestra joven ciudad de Tijuana es y ha sido durante los últimos 131 años una tierra de oportunidades y gran desarrollo. Hemos llegado de todo el país a crear una metrópoli de dos millones de habitantes donde el turismo, el comercio internacional, la manufactura, la construcción, la gastronomía, las artes y cualquier buena idea acompañada de suficiente sudor, encuentra tierra fértil para crecer y aportar los frutos necesarios para que la prosperidad llegue a todos los hogares de la región.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó recientemente los resultados de la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) contrastando de manera dramática las grandes diferencias que muestran, en plena pandemia, entre diferentes regiones del país.

Según esta última versión del ENOE, en Tijuana el 97.9% de la población que puede trabajar, lo está haciendo. De las principales ciudades del país, es Cancún con el 84.7% de ocupación la que tiene más trabajadores en paro relacionado esto, con su vocación turística, que como actividad ha sufrido mucho durante esta contingencia.

Otro indicador para observar en los datos presentados es la de subutilización de la fuerza de trabajo que ronda el 24.7% tanto para Tijuana como para Mexicali. Este índice, nos coloca entre primeros cinco lugares del país y se compone por la suma de subocupados, desocupados y personas disponibles para trabajar, y es utilizado para identificar la holgura en la fuerza laboral como podría ocurrir cuando, por ejemplo, hay una cantidad significativa de personas que, aunque no están buscando activamente un empleo, estarían disponibles para trabajar si llegara una oferta de empleo adecuada, toda vez que estas personas estarían consideradas fuera de la fuerza laboral y no serían capturadas por la tasa de desempleo. Podríamos decir, que es una reserva de talento que por ahora ha decidido no trabajar ni buscar activamente oportunidades de empleo, pero que, si llega el momento de vida o la oportunidad apropiada, podrían sumarse a la fuerza laboral activa para aportar a la prosperidad de la región. Si sumamos a esto las decenas de miles de personas que viven en Tijuana y trabajan en San Diego y viceversa, así como la entrada en vigor del T-MEC y la nueva normalidad que ha provocado el interés del talento de otras regiones a mudarse de ciudad, nuestro potencial de desarrollo futuro es enorme.

Para lograr todo el potencial de nuestra metrópoli, requerimos no solo retener al vasto talento que conforma nuestra fuerza laboral, sino continuar atrayendo al mejor talento de otras regiones, particularmente desde aquellas donde hay menos oportunidades. Será mas rentable para México y nuestro estado invitarlos a venir a nuestra región, que seguir subsidiándolos a través de programas sociales para que se queden dónde están, esperando mejores tiempos que quizá nunca llegarán.

Necesitamos convencer a nuestros líderes empresariales y gobernantes de trabajar de la mano y presentar un innovador programa al gobierno federal, para que en lugar de seguir echando tanto dinero al hoyo negro de la asistencia social en los estados mas deprimidos y con pocas oportunidades, saquemos en conjunto a la gente de los padrones de apoyo y los agreguemos a la fuerza laboral de esta bendita ciudad.

*El autor es arquitecto tijuanense, pro ciudades  compactas

Comentarios