No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Apuntes

También ellos quieren

Tenemos muchos amigos que, al igual que nosotros, gustan del beisbol y el softbol, aunque muchos de ellos aún siguen practicándolo, inactivos desde hace meses a causa del coronavirus.

Por Ángel González

Tenemos muchos amigos que, al igual que nosotros, gustan del beisbol y el softbol, aunque muchos de ellos aún siguen practicándolo, inactivos desde hace meses a causa del coronavirus.

Los circuitos del rey de los deportes y de pelota blanda han seguido las indicaciones de las autoridades sanitarias, suspendieron sus actividades y están esperando luz verde para volver a los diamantes.

Pero están, hasta cierto modo, molestos, ya que las autoridades autorizaron que algunas ligas de futbol rápido volvieran a la actividad, reanudando sus torneos.

Todas esas ligas son negocios de particulares y los beisbolistas y softbolistas consideran que por ahí va la autori$a$ión de las autoridades, pese a que en Tijuana todavía seguimos en el semáforo rojo, al menos por esta semana.

Comentan que en el futbol rápido o de bardas hay más contacto entre los jugadores y el riesgo de contagios está latente, pese a los protocolos que, aseguran, implementarán antes, durante y después de los encuentros.

Tienen la idea de reunir a los presidentes de ligas, de softbol y beisbol, para que formen una comisión y se entrevisten con las autoridades que permitieron que las canchas de futbol rápido vuelvan a la acción  

“En los partidos tenemos menos contacto y en las posiciones estamos a mayor distancia uno del otro”, comentó uno de los peloteros que quieren volver a la acción.

Los más alborotados por volver a la actividad son quienes forman parte de los equipos que militan en la Liga de Softbol de Egresados Universitarios, un ejemplo a seguir para otras organizaciones.

Y más que nada es por estrenar los campos que remodelaron recientemente, con pasto y suministro de energía eléctrica, así que podrán tener actividad toda la semana.

Los trabajos realizados en esos campos son un esfuerzo de la actual directiva y las que antecedieron, aunque se quisieron colgar la medalla las autoridades en turno.

La aportación de las autoridades fue con billetes, que mucho ayudaron, su único mérito.

Esos campos, que se ubican frente al complejo Jesús Romero Manzo, antes fueron de la Liga de Beisbol Oficial Menor, un circuito que no tenía campos, pero si escenarios.

La Liga de Softbol Egresados Universitarios llegó a tener partidos en los campos de la Universidad Autónoma de Baja California y en los de la Liga de Softbol Municipal de Tijuana, en el CREA y en la Unidad Deportiva Tijuana, siempre pagando.

También hicieron partidos en los campos Doctor Joaquín Veytia Chávez y Miguel Ruiz Camilo, de la Liga Mesa de Otay, hasta que se decidieron a realizar un convenio con la Liga Oficial y darle una remozada a los terrenos.

Los fueron mejorando poco a poco, dugouts, áreas para convivir después de los partidos y las gradas, hasta que decidieron que buscarían dotarlos de césped y suministro de energía eléctrica, lo que ya es una realidad.

Si la Liga Norte de México hubiese tenido temporada, los Industriales de Otay no podrían contar con un escenario para hacer sus partidos como local, ya que aún se sigue trabajando en el campo Ángel Camarena Romo, que sería su casa.

Aprovechando que el Instituto del Deporte y la Cultura Física de Baja California le metieron billetes al proyecto, también hacen mejoras al campo Luis García, otro de los escenarios de la Liga Amateur de Tijuana.

El espacio para los Apuntes se ha terminado y hasta aquí los dejamos…por hoy y aunque no hagan caso, quédense en casa, cuídense, si salen, mínimo usen cubreboca, ayudará para salir de la contingencia sanitaria.

Comentarios