No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas #SomosToros

Sin repetición

Del 2014 a la fecha en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se han jugado siete temporadas “sin repetición”.

Por Armando Esquivel

Del 2014 a la fecha en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se han jugado siete temporadas “sin repetición”.

Siete torneos se han cumplido en seis años que han arrojado a siete monarcas diferentes en el circuito más longevo de nuestra pelota caliente.

Diablos Rojos del México, Tigres de Quintana Roo, Pericos de Puebla, Toros de Tijuana, Leones de Yucatán, Sultanes de Monterrey y Acereros del Norte son los más recientes laureados de la LMB.

Esta etapa de siete años coincide con el regreso de Toros de Tijuana y la apertura sin restricciones que dio la liga a los peloteros “México-Americanos” que ha quedado demostrado que llegaron para darle más paridad a la competencia.

Esta situación de campeones diferentes en siete torneos solo había ocurrido en una ocasión en la historia de la LMB, ya que de 1956 a 1963 se registraron ocho distintos monarcas en años consecutivos.

Del 2014 al 2019, un total de 16 equipos diferentes han alcanzado la fase de playoffs, incluyendo el comodín.

Equipos de reciente formación o traslado como Toros de Tijuana, Tecolotes de los Dos Laredos, Delfines de Ciudad del Carmen y Bravos de León han respondido en poco tiempo, conformando planteles competitivos que les han permitido posicionarse en playoffs, con un sistema de competencia no es tan benévolo como en el invierno mexicano.

La única franquicia que ha estado presente en los playoffs del 2 a la fecha ha sido Acereros del Norte, mientras que con seis apariciones están Sultanes de Monterrey, Toros de Tijuana, Pericos de Puebla y Leones de Yucatán.

Con cinco están Diablos Rojos del México, con cuatro Guerreros de Oaxaca y con tres Saraperos de Saltillo, Bravos de León, Piratas de Campeche y Algodoneros de Unión Laguna.

Este reciente periodo de siete años también rompió una cadena de más de dos décadas en las que los equipos de Diablos Rojos y Tigres avanzaban a playoffs de manera ininterrumpida.

Todavía al inicio de la década los Tigres sumaron tres campeonatos en cinco años (2011, 2013, 2015), mientras que de las diez temporadas de 1999 al 2008, Diablos Rojos ganó cuatro títulos y los “bengalíes” tres.

De 1985 a 1999 hay registro de quince temporadas en las que Diablos Rojos, Tigres y Sultanes acapararon diez cetros.

De las actuales franquicias, la única que falló en conseguir avanzar a postemporada en toda la década pasada fue la de Generales de Durango, aunque solo participaron en cuatro certámenes.

Aunque en los últimos años, la percepción general habla de una LMB monopolizada por dos o tres equipos, las estadísticas y resultados de las más recientes siete campañas reflejan algo muy diferente, sobre todo con los siete campeones diferentes.

Equipos de los llamados “chicos” o “limitados” como Olmecas de Tabasco y Piratas de Campeche o los ya desaparecidos Broncos de Reynosa y Delfines de Ciudad del Carmen, consiguieron boletos a playoffs en la década pasada.

Se ve muy lejana ya la era en la que Tigres, Diablos y Sultanes fueron los dueños de la pelota y quizá eso tenga molestos a varios acostumbrados a ganar o arrebatar.

Hoy es martes; que le vaya bien

Hasta la próxima SDQ

Goodbye Horses…!!

Comentarios