GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Ley Antitabaco

Homicidios Tijuana

Migración en Tijuana

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana


Necropsia urbana

Sin obituario para Antonio Carrillo

Esta conmemoración es más profunda que un obituario, porque describe la esencia del Ing. Antonio Carrillo Rodríguez y la razón por la que lo recuerdo tanto.

Por Marco Antonio Hermosillo

Esta conmemoración es más profunda que un obituario, porque describe la esencia del Ing. Antonio Carrillo Rodríguez y la razón por la que lo recuerdo tanto.

Al leer dialogo entre San Agustín y la Razón y por las fechas, obligadamente vino a mí el recuerdo de uno de mis grandes mentores, el Ing. Antonio Carrillo Rodríguez, Rector Universitario, esta es la lectura de ese dialogo: “Andando yo largo tiempo ocupado en muchos y diversos problemas, y tratando con empeño durante muchos días de conocerme a mí mismo, lo que debo hacer y qué he de evitar, de improviso vínome una voz, no sé si de mí mismo o de otro, desde fuera o dentro (porque esto mismo es lo que principalmente quiero esclarecer); díjome, pues, aquella voz: Razón.-Suponte que has hallado ya alguna verdad: ¿A quién la encomendarás para seguir adelante? Agustín.-A la memoria. R.- ¿Pero es bastante segura para retener fielmente tus reflexiones? A.-Un poco difícil me parece, o más bien, imposible. R.-Luego es necesario escribir. Mas ¿qué te ocurre, que por tu salud andas reacio para el trabajo de escribir? Estas cosas no pueden dictarse, porque requieren completa soledad. A.-Verdad dices. Perplejo estoy sobre lo que debo hacer. R.-Pide fuerza y auxilio para cumplir tu intento, y eso mismo ponlo por escrito, para que con la redacción se aumenten tus bríos. Resume después lo que fueres descubriendo en breves conclusiones. No te inquietes por las solicitaciones de la masa de lectores; esto bastará para tus escasos conciudadanos. A.-Lo haré así”.

Mi soliloquio: Ingeniero Antonio Carrillo buenos días, que gusto saludarle y espero se encuentre de maravilla, en donde quiera que usted este, y estoy seguro que está bien, como dice usted, “me va bien porque me levanto temprano”.

Quise pasar a saludarlo ya que hace tiempo que no lo hago y platicarle cómo ha cambiado el mundo desde la última vez que nos vimos, hace ya cinco años y parece que fue ayer, cuantas cosas: ¿no sé si sepa lo de la pandemia? Tiempos difíciles para la educación, un año perdido en general, muchos ajustes, que si virtual, que si híbridos, que ya presencial, en fin, cambio al mundo, afortunadamente parece que ya avanzamos, el COVID que le comento nos dejó varias secuelas, a algunos físicas a otros algunos trastornos, pero la mayoría cambiamos algo y solo el tiempo nos dirá si fue bueno o malo.

Ing. no olvido sus enseñanzas, pues así lo sigo recordando con el mismo aprecio de siempre; algo que quiero comentarle es que casualmente y en estas fechas me entregaron el Titulo de otra maestría, ahora es en Criminalística y Ciencias Forenses; aquí quiero agradecerle mucho los consejos que me dio, los sutiles regaños, la visión que tiene de la educación y sobre todo las palabras de aliento a seguir estudiando, a que nos preparáramos académicamente, hoy a manera de tributo se los muestro para que sepa que aquella semilla que sembró sigue dando frutos.

Lo dejo, hasta que nos volvamos a reencontrar…

*El autor es Coordinador del Área Pericial del Instituto INJUS.

Comentarios