No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Diálogo empresarial

Semáforo Covid y reactivación económica, ¿qué sigue?

El mundo se encuentra inmerso y limitado para reactivar actividades económicas al 100%, debido al COVID 19, en México, la pandemia llegó a finales de febrero y en Baja California, hemos estado en semáforo rojo desde el mes de abril... 

El mundo se encuentra inmerso y limitado para reactivar actividades económicas al 100%, debido al COVID 19, en México, la pandemia llegó a finales de febrero y en Baja California, hemos estado en semáforo rojo desde el mes de abril, este fin de semana se ha informado que nuestro estado pasa de rojo a naranja, con tendencia a amarillo, ¿qué significa eso?

Significa que podrán reactivarse actividades de las consideradas “No esenciales”, entre los cambios primordiales se encuentra la apertura de espacios públicos (algunas actividades recreativas) con capacidad reducida y se permite a población vulnerable salir a sus empleos con medidas máximas de cuidados, ya que es en estos rubros donde se podría salir de control.

Si bien, durante los meses de junio y julio se vieron avances en materia económica por la certificación de espacios seguros para operar, como es el caso de los restaurantes, comercios y servicios,  lo que impulsó la  reactivación de su cadena productiva, la incertidumbre respecto a la capacidad de poder transmitir a la población la necesidad de no relajar las medidas de higiene y distancia son un riesgo para poder mantenernos en el proceso escalonado de reapertura y con ello aspirar a mejorar nuestra economía regional.

Es imprescindible entender que el empleo, la economía y en este caso la salud están directamente ligados;  a nivel nacional, y de acuerdo al ETOE (Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo) la pérdida de empleos llegó en el mes de abril a su punto más alto con 12.5 millones de personas afectadas, entre la economía formal y la informal, en Baja California y específicamente en Tijuana, hemos venido recuperando terreno en ese sentido, por ejemplo, el 2019 lo cerrábamos con 518,898 empleos, en abril perdimos el 2.4%, sin embargo,  el mes de junio cerró con 521,368, según datos del IMSS; esta recuperación la debemos en gran medida a la industria de exportación y de la construcción, que si recordamos, estas actividades se mantuvieron operando y haciendo un gran esfuerzo por conservar los empleos y cumplir con los medidas para garantizar la seguridad de sus empleados.

La realidad es que nuestra economía no se encuentra en los mejores niveles, cada día que salimos a la calle vemos negocios que ya no están, incluso aquellos que habían existido por años y que antes de la pandemia parecían sólidos, sin embargo, para muchos ha sido difícil mantener gastos fijos y más de cuatro meses sin ingresos. Si bien, es una situación que se sale de nuestras manos, si hay mucho que podemos hacer para contribuir; de entrada, lo básico y esencial es seguir las recomendaciones de salud, unirnos a la campaña de “15 días con cubre bocas”, que muchos organismos y organizaciones han iniciado y que no nos cuesta nada.

Por nuestra parte, estaremos realizando una investigación por sector económico a nivel estatal, que nos permita conocer en forma más acertada las necesidades que cada uno tenga, de esa manera hacer una alianza entre gobiernos e iniciativa privada para tratar de atender las necesidades más apremiantes, que, seguramente no sólo son las económicas.

Lo anterior con la finalidad, no solo preservar el empleo y nuestra economía sino ir en camino hacia un crecimiento sano y sostenido, sin perder de vista que debemos reconocer la nueva realidad en la que vivimos.

*- El autor es presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Comentarios