No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Bacatete

Programa de infraestructura 2021

El pasado 6 de octubre se presentó por parte del Presidente de la República en coordinación de miembros de la Iniciativa Privada representada por el Presidente del CCE, Carlos Salazar el Plan de Infraestructura

Por José Luis Contreras

El pasado 6 de octubre se presentó por parte del Presidente de la República en coordinación de miembros de la Iniciativa Privada representada por el Presidente del CCE, Carlos Salazar el Plan de Infraestructura con la participación de inversión del sector privado y que se ejercerá en el 2021. Este programa de infraestructura si bien es cierto podemos decir que es positivo, bajo la premisa del peor es nada, resulta poco significativo dada los niveles de contracción que ha sufrido la economía en el presente año o ante la presente crisis económica y de salud.

Es decir, el monto de inversión contemplado en ese renglón, considera la suma de 297 mil 340 millones de pesos, que, comparada con el monto de la inversión total del pasado año superior a 5 billones de pesos, solo representa el 5.9 por ciento. Por ello se considera que dicha inversión no es suficiente para poder atender y compensar las pérdidas provocadas por la crisis mencionada que en el primer semestre del presente año provocó una pérdida cuyo monto es superior a los mil millones de pesos. Esta cifra representa el 21.4 de contracción de la actividad económica. Visto de esa manera, el monto total de la inversión en infraestructura que se tiene contemplada para ejercerse en todo el año 2021, solo compensaría la tercera parte de lo perdido en ese primer semestre del 2020.

En esto sustento la afirmación de que, en ningún momento, independientemente de la opinión y criterio que se siga en los círculos oficiales o cercanos al presidente el programa de inversión en infraestructura que se está proponiendo a ejercerse el próximo año, será capaz de compensar dicha pérdida y que además con ello se pueda dar impulso al crecimiento económico.

Fue interesante escuchar en voz del Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República Alfonso Romo Garza, la importancia que le dio a la inversión privada y mencionar que la mejor vacuna para la crisis económica era la inversión privada. Una afirmación que consideramos justa, pero que en los meses recientes el presidente de la República menosprecio, llegando incluso a cerrar la posibilidad de algún acuerdo de colaboración con el sector privado. Llama la atención,  este cambio de postura de la presidencia.

Indudablemente que cualquier esfuerzo de inversión en infraestructura es plausible, principalmente cuando se está pasando por periodos tan serios de contracción económica, pero es justo mencionar que más que el monto destinado  a la inversión en infraestructura en un programa que contempla proyectos diferentes, destaca la importancia que reviste de que en efecto represente una nueva y buena señal en cuanto a la participación y toma de acuerdos en conjunto con la iniciativa privada, porque se habla de la participación de capital privado en estas obras y ello pudiera, si los acuerdos se respetan ser un parteaguas ante una nueva relación del Gobierno de la presente administración con el sector privado del  país. Si esto representa un mensaje de que se respetará el estado de Derecho esto pudiera dar mayor certidumbre para la inversión.

Pero destacan de este programa los proyectos relacionados con la generación de hidrocarburos y ferrocarriles, sobre todo los proyectos que ya están en proceso o etapa constructiva, como los proyectos emblemáticos de la presente administración entre ellos Refinería de Dos bocas y Tren maya, además de la refinería de Tula y Tren México Querétaro.

En este Programa de infraestructura, se contemplan principalmente proyectos infraestructura carretera que suman cerca de 27, algunos ya en proceso y 20 proyectos nuevos, en cuanto a niveles de inversión esto alcanzan casi los 100 mil millones de pesos, y tendrán impacto en las regiones que se ejecutaran beneficiando a 20 estados de la república.

Muy bien por este nuevo esfuerzo, pero lo más importante es que se respete y no haya en los próximos meses un cambio de señales.

*- El autor es economista de profesión, fue presidente del Colegio Estatal de Economistas y vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas.

Comentarios