Edición Tijuana
Suscríbete
Ed. Tijuana

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

Políticas prohibicionistas…

Con la entrada en vigor, este domingo 15, de la modificación al reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco por la Secretaria de Salud, donde se prohíbe la exhibición del mismo, hasta 85 mil tiendas podrían verse afectadas en sus ingresos, ya que un 25% de sus ventas deriva de estos productos.

Con la entrada en vigor, este domingo 15, de la modificación al reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco por la Secretaria de Salud, donde se prohíbe la exhibición del mismo, hasta 85 mil tiendas podrían verse afectadas en sus ingresos, ya que un 25% de sus ventas deriva de estos productos.

Para COPARMEX está medida es grave para la sociedad mexicana por distintos motivos tales como la afectación económica a los pequeños comercios, los derechos de los consumidores adultos a decidir, así como la violación al estado de derecho y a la propia Constitución Mexicana al imponerse una norma menor a la propia Ley General.

Dicha norma afectará económicamente a comercios de todos tamaños, pero principalmente a los pequeños negocios que han sido severamente dañados por la pandemia.

Para la confederación este “tipo de políticas prohibicionistas atentan no solo contra la libertad comercial, sino también en contra de la independencia de los consumidores a decidir qué tipo de productos legales consumir”.

Asimismo la prohibición de exhibir cigarros golpea la industria y perjudica a los trabajadores, aunado a que atenta “contra de la capacidad del Estado de generarse recursos vía impuestos para continuar generando políticas públicas de bienestar para la población”.

La Coparmex escribió que de acuerdo con la Constitución, prohibir mediante un Reglamento la exhibición de un producto como si fuera ilegal está fuera del fundamento, porque la propia Ley General de Tabaco lo permite, lo que “irremediablemente” provocará el fomento del comercio ilegal.

Por ello, Coparmex destaca la necesidad de promover acciones para proteger la salud de toda la población, sin embargo, “la mejor defensa es la información sobre los riesgos y daños a la salud”.

En esta nota