No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Numeritos

Participación Ciudadana 101

La frase “son muchos los habitantes, pocos los ciudadanos” la escuché por primera vez en una conversación muy interesante con Gastón Luken.

Por Ariosto Manrique Moreno

La frase “son muchos los habitantes, pocos los ciudadanos” la escuché por primera vez en una conversación muy interesante con Gastón Luken, recuerdo que hacía referencia a la importancia de la participación más allá de lo electoral, se refería al compromiso de asumir el rol que nos corresponde y que, por alguna estúpida razón, habíamos dejado en manos de los políticos. Tiene sentido.

Hoy más que nunca es importante reflexionar sobre esto, hoy más que nunca urge insistir en la construcción de un modelo de participación para asumir con plenitud y valentía el papel que nos toca.

¿En las escuelas hasta dónde se instruye realmente sobre participación ciudadana? Creo que las primarias y secundarias, todas, son el escenario ideal para trabajar en una interesante y urgente agenda formativa de ciudadanos.

Que sirva este espacio para lanzar una idea de crear una materia enfocada solo y exclusivamente en la formación de ciudadanos capaces de reconocer el rol que les corresponde y capacitados para despertar su creatividad en la solución de los problemas que tenemos.

¿Qué temas se deberían ver en esta materia de Participación Ciudadana? Son muchísimo, pero aquí propongo unos.

Identidad.- El alumno conocerá y reconocerá los diversos roles que se juegan en una sociedad, desde gobierno hasta organizaciones civiles, empresariales, religiosas y sindicales.

Ética.- La ética ayuda a identificar los valores de una comunidad, velar por cuidarnos y rebelarse ante comportamientos que los perjudican.

Derechos humanos.- Conocerlos con honestidad permitirá que los ciudadanos los cuiden y defiendan, empezando por el respeto a la libertad y a la vida especialmente a los que no tienen voz y están en situación de indefensión.

Información.- La toma de decisiones requiere de datos. El nuevo ciudadano necesita saber dónde y cómo consultar información que le permita ser más eficiente y que pueda lograr con éxito sus objetivos.

Medio ambiente y respeto a los animales.-  Cuidar a nuestro entorno con celo y convicción es parte fundamental de ser un buen ciudadano, defender la limpieza y el orden de nuestra casa no es solamente no tirando basura, es también exigiendo que se lleven a cabo los planes de limpieza por parte de la autoridad y la elaboración de políticas públicas integrales para el cuidado del medio ambiente.

Debate.- No se concibe una sociedad participativa sin el debate de los temas. Sueño con una materia en donde se promueva la discusión seria, intensa, pero con método y que a su vez forme jóvenes valientes sin miedo a decir las cosas tal y como son.

Cooperación.- La materia que sugiero debe ser teórico-práctica, debe saber de números, datos, fechas, lugares y personas, pero también de espacios y áreas de oportunidad en donde se pongan a prueba todas esas ideas producto de esta nueva material.

¿Te gusta esta idea de que nuestros niños y jóvenes lleven una materia de Participación Ciudadana en la escuela? Comparte esta reflexión con las autoridades educativas de tu ciudad, si realmente quieren resolver el problema de largo plazo, la Participación Ciudadana responsable es la solución.

* El autor es director de Testa Marketing, investigación de mercados.

Comentarios