Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Reapertura de la frontera

Clima Tijuana

Tráfico en Tijuana

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Ideas verticales

Nueva casa para el campeón

“No puedo creer que nos paguen por jugar beisbol, algo que hacíamos gratis cuando éramos niños.” - SPARKY ANDERSON, EXJUGADOR Y MANEJADOR DE GRANDES LIGAS..

Por Jorge Gutiérrez Topete

Desde 1971 ningún equipo de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) había logrado lo que los Toros de Tijuana culminaron este pasado miércoles: Remontar la serie final para ganarla 4 juegos a 3, después de perder los primeros 3 juegos de la serie ante los Leones de Mérida.

La afición deportiva de Tijuana ha logrado demostrar que Tijuana es una de las grandes plazas para equipos profesionales.

Sin embargo, el equipo local que hasta la fecha se había llevado toda la atención nacional e internacional había sido el fenómeno llamado Xolos quienes, en muy poco tiempo a partir de su nacimiento en 2007 en la liga de ascenso y su pronta escalada a la primera división, subsecuente campeonato de liga y exitosa participación en la copa continental Libertadores lograron, con suerte e intención, construir y galvanizar la identidad del tijuanense y del fanático de los Xolos. Según César Domínguez González, docente de la Universidad de Estudios Avanzados (UNEA) en una publicación de Julio de 2018, se estableció que hay una relación entre los distintos hitos del equipo: escudo, colores, historia y conformación (alineación) con la identidad, historia e idiosincrasia, haciendo énfasis en figuras del pasado de la ciudad todavía presentes en estos rasgos. Además, en esta interesante publicación describe la influencia de la realidad citadina con los aspectos mencionados para finalmente, establecer que dicha representación abarca no sólo al aficionado sino va más allá, sin importar clase social, educación o lugar de residencia; concluyendo que: “Ser tijuanense es ser Xolo”.

Ahora es el turno de Toros quienes, para empezar, cada temporada juegan por lo menos el doble de partidos en su ya obsoleto estadio donde cada temporada meten incluso más aficionados que los equipos de fútbol Xolos, Chivas, América o Cruz Azul. Por ejemplo, en el último periodo comparativo prepandemia de equipos profesionales de futbol y beisbol que comprende entre los meses de mayo de 2018 y 2019, Toros fue el cuarto mejor equipo profesional y segundo mejor equipo de beisbol con más aficionados en su estadio. En ese periodo ingresaron al estadio Chevron un total de 556,371 solo por detrás de Sultanes de Monterrey con 563,296 aficionados. En ese mismo periodo, Xolos metió a su estadio 427,657 aficionados colocándose en el séptimo lugar en el ranking de asistencia de la liga de futbol y numero 11 entro todos los equipos profesionales comparados. Esto, significa que Toros logró en el mismo periodo, alrededor de 127,000 aficionados mas que Xolos en sus gradas a pesar de la problemática de acceso al mismo y la escasez de estacionamiento en sus alrededores.

Aunque el actual estadio ha sido medianamente adecuado y suficiente para alojar exitosamente a sus aficionados, no tengo la menor duda que, de tener mejores instalaciones en una ubicación estratégica Tijuana se podría no solo convertir en el líder indiscutible en asistencia en la LMB por arriba de Sultanes de Monterrey, sino que seguramente podría superar a sus paisanos gigantes del futbol Mexicano Tigres y Rayados. Este éxito deportivo y la gran asistencia y lealtad de la afición de Toros de Tijuana han sido inspiración para que la directiva del equipo fronterizo venga insistiendo desde hace ya varios años en la necesidad de construir un nuevo, moderno y bien ubicado estadio que refleje mejor lo que este equipo significa para la ciudad y su afición.

No sé que más necesitan hacer los Toros para demostrar que son exitosos y obtener el apoyo necesario para construir un nuevo estadio; sin embargo, lo que si quedó claro es que Tijuana es una gran plaza para el beisbol y quizá, cabe además una nueva escuadra o equipo que compita en la liga de beisbol de invierno para así poder gozar durante todo el año del Rey de los Deportes en esta vigorosa ciudad.

Los campeones los merecen, y los tijuanense lo merecemos aún más.

* El autor es arquitecto tijuanense, pro ciudades compactas.

Comentarios