No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Agua Caliente

No hay quinto malo

Los niveles de rotación de la Oficialía Mayor del Estado han llegado a un nivel alto ya que en poco más de seis meses de administración ya suman cinco los titulares de dependencia; ayer tomaron protesta a un nuevo representante, se trata de Marco Octavio Hilton Reyes.

Por Agua Caliente

Los niveles de rotación de la Oficialía Mayor del Estado han llegado a un nivel alto ya que en poco más de seis meses de administración ya suman cinco los titulares de dependencia; ayer tomaron protesta a un nuevo representante, se trata de Marco Octavio Hilton Reyes.

Pareciera que Hilton sí permanecerá en el cargo, ya que cuando menos cuenta con experiencia en la materia, previo al nombramiento trabajaba como director general de Servicios de la Oficialía, y es licenciado en Contaduría Pública, a diferencia de sus antecesores.

Por cierto, el secretario general de Gobierno señaló que Salomón Faz Apodaca había dejado la vacante de la oficialía, pero en realidad, omitió nombrar al antecesor inmediato, Manuel Morán Fabela, quien es hijo del diputado Víctor Morán y la presidenta y directora del DIF en el Estado, Blanca Estela Fabela, quien no duró ni el mes en el cargo.

Pareciera que ahora sí necesitan a alguien que se aboque de lleno en las actividades de la dependencia, ya que Hilton resaltó que comenzará a preparar todo para la próxima transición del Poder Ejecutivo, puesto que, con el cambio de la duración de la gubernatura a dos años, prácticamente ya tienen que empezar a dejar todo bien desde el principio.

Al iniciar la administración fue nombrado oficial mayor Jesús Núñez Camacho, luego Héctor Mares Cossío, después Faz Apodaca, luego Morán Fabela.

Dan la espalda oficiales

Durante el acto de honras fúnebres a dos agentes municipales que fueron asesinados hace unos días, oficiales de la Policía Municipal protestaron contra el Ayuntamiento de Tecate.

El acto llevado a cabo en dicho Municipio estuvo presidido por el secretario del Ayuntamiento de Tecate, Raúl Armando Martínez, también acudió el fiscal general, Guillermo Ruiz, así como representantes militares y autoridades locales, pero la Alcaldesa ni sus luces.

Según se comentó, Zulema Adams se encontraba en Tijuana en una reunión con el Gobernador.

Los agentes de la municipal Pedro Pineda y Rosalba Santillán fueron asesinados el pasado 24 de mayo, y a través de redes sociales, sus allegados estuvieron pidiendo apoyo para los gastos funerarios.

Así que ayer los agentes protestaron dando la media vuelta y la espalda a quienes encabezaban la ceremonia.

“Como acto de protesta contra el Ayuntamiento de Tecate, contra el cabildo, a excepción de seis regidores, quienes han velado por nuestra seguridad social, entre más derechos a los cuales deberíamos ser acreedores por derecho, hablando entre gastos funerarios.

“Esto es para hacer de su conocimiento el hartazgo que como corporación tenemos contra la violación a nuestros derechos fundamentales”, señaló el oficial al micrófono, Jesús González Anaya.

Solapan en Rosarito ley

En Rosarito como ya se esperaba, los regidores morenistas mayoritearon la aprobación de la ley que permite a funcionarios de elección reelegirse al cargo sin dejar la actual posición para hacer campaña, como diría mi abuela, quieren tocar la campana y andar en la procesión.

El camino para tal aprobación no fue sin embargo fácil, pues la regidora independiente Ornela Rueda Méndez, fue una de las que más alzaron la voz, lo que sacó de sus casillas a la alcaldesa Araceli Brown Figueredo, quien la interrumpió a grito pelado sin ningún tipo de respeto a la investidura que representa la regidora y pasando por alto todas las normas básicas de educación durante varias veces.

La sesión de Cabildo se transmitió de manera virtual, así que el encontronazo fue directo, Rueda Méndez intentaba seguir con su exposición relativa a la votación que estaba a punto de llevarse a cabo, pero Brown Figueredo la acusaba a micrófono abierto de mentirosa, entre otras cosas.

Después el clásico “no se olvide que el ejecutivo aquí soy yo”, la Alcaldesa intentó callarla, mientras la regidora independiente exigía sus cinco minutos de exposición sin interrupciones, pero eso no pasó.

Una sopa de ese mismo chocolate, aunque un poco más moderada, le dio también a la regidora Norma Angélica Llamas, de Movimiento Ciudadano, quien calificó como “un acto vergonzoso” el que los funcionarios que quieran reelegirse puedan hacerlo sin dejar el cargo.

Por lo pronto, Rosarito ya votó a favor de estas reformas con todo y su ya muy arraigada política aldeana.

Comentarios